Técnica del semáforo. ¿Cómo podemos regular la conducta impulsiva en casa?

Técnica del semáforo completada.

La técnica del semáforo nos ayuda a enseñar a los niños y niñas a controlar su conducta. Conocemos la dificultad que para muchos de nuestros hijos supone manejar su impulsividad. Las ganas de hacer las cosas, impiden, en numerosas ocasiones, que estos piensen y mediten las consecuencias de sus acciones. Las estrategias para enseñarles a manejar la reflexividad son variadas, pero por su sencillez, una destaca entre todas: La técnica del semáforo.

Hoy vamos a enseñar los pasos de esta técnica para que podamos aplicarla en casa, disminuyendo de esta forma las conductas impulsivas:

  1. Imprimimos la ficha del semáforo.
  2. Le explicamos el por qué de usar un semáforo. “Al igual que el tráfico esta regulado por señales y semáforos, nosotros también podemos usar estos para ayudarnos a controlar nuestras ganas de hacer cosas de forma rápida y sin pensar. Todos llevamos un semáforo que debemos poner en marcha ordenando sus colores. ¿Sabes cuál es el orden de los colores de un semáforo?. La primera luz es el color rojo, y significa que tenemos que parar. La segunda luz es el naranja y su significado es que debemos pensar antes de hacer algo, al igual que un coche cuando ve la luz naranja debe pensar si puede o no pasar. La última luz es el color verde, ahora si podemos hacer la conducta, una vez que hemos parado, pensado sus posibles consecuencias y diferentes formas de actuar.”
  3. Colocamos la ficha del semáforo en un lugar visible. En el inicio de la técnica es recomendable colocarlo en diferentes lugares de la casa, donde suelen aparecer conductas impulsivas. Lugares como la mesa de comer, la sala de juegos, su dormitorio, etc. son adecuados, y siempre a la altura de sus ojos.
  4. Recordarles los pasos de la técnica. Solo de esta forma podrán ir interiorizando las ordenes que deben darse para evitar conductas impulsivas e iniciar una correcta autorregulación.

Ficha imprimible de la técnica del semáforo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *