Técnicas respiratorias para el parto

13871373543_a558e843e3_b

En este artículo quiero hablaros de una de las técnicas alternativas para el control del dolor en el parto, posiblemente una de las mas utilizada y populares; los diferentes tipos de respiraciones  y que, seguramente, te enseñará tu matrona en las clases de preparación al parto.

A veces surgen dudas sobre su utilidad y es frecuente que nos hagan esta pregunta en la consulta; ¿de verdad sirven para algo las respiraciones durante el parto?…Espero dejaros claro para que sirven, cuando utilizarlas y que esperar de las respiraciones.

Tenemos que entender que cuando hablamos de “respiraciones” hablamos de diferentes técnicas respiratorias, con las que, lo que de verdad nos planteamos, es controlar nuestra propia respiración, para controlarnos a nosotras mismas. Realmente se puede considerar una técnica de “distracción”, bien realizadas y en el momento oportuno nos hacen centrarnos en algo distinto de la contracción y el momento molesto que nos puedan causar. ¿No son una técnica de relajación? No, aunque utilizadas en un momento distinto del parto si pueden funcionar como tal.

¿Cuándo utilizarlas?

Cuando tenemos una contracción y siempre que esa contracción sea lo suficientemente intensa como para necesitar centrar nuestra atención en otra cosa. No tiene sentido hacer las respiraciones cuando no tengo dolor, de igual manera que si no me duele la cabeza no me tomo un analgésico y no tiene sentido hacer las respiraciones cuando ya se ha pasado la contracción, entonces lo que tengo que hacer es  descansar y realizar una “respiración libre”.

¿Cómo se realizan?

Existen muchos tipos de técnicas que utilizan el control de la respiración. Hasta hace no mucho nos enseñaban varias para utilizarlas según la dilatación que tuvieras, lo que te hacía ir al hospital con una libreta y preguntar machaconamente a la matrona si habías dilatado o no…Un horror os lo aseguro. Yo, personalmente, me inclino por enseñaros solo una técnica de respiración, que os servirá perfectamente para toda la dilatación.

Es importante que nuestra respiración sea rítmica. Una respiración cómoda y eficaz consiste en inspirar por la nariz contando mentalmente hasta 2 y exhalar mas lentamente por la boca, contando mentalmente hasta 4. Tomamos aire y lo vamos a soltar lentamente. No es una respiración superficial, respiramos llenando los pulmones. Es importante que la exhalación se realice suavemente y es importante que sea mas larga en el tiempo que la inspiración. A veces,cuando estés teniendo contracciones muy fuertes, la respiración puede volverse más superficial y eso no es un problema, siempre y cuando la respiración no comience a ser cada vez más rápida y lleguemos a hiperventilar

Este tipo de respiración, cuando la utilizamos fuera del momento del parto, resulta muy relajante y a la hora de dormir es muy útil para ayudarnos a conciliar el sueño.

respiraciones

¿Cómo la utilizamos durante el parto?

Empieza la contracción y hacemos una respiración profunda y completa para oxigenar a nuestro bebé, luego hacemos las respiraciones como os he descrito antes, contando hasta cuatro al expulsar el aire, según aumenta la molestia la respiración se hace mas rápida, pero siempre controlando que al expulsar el aire lo hagamos de forma mas larga que al tomarlo y cuando cede la molestia volvemos a la cuenta hasta cuatro con la exhalación hasta que termine la contracción, que haremos una respiración profunda para oxigenar de nuevo a nuestro niño.

¿Y el papel de nuestra pareja?

Fundamental. Es importante tener en cuenta que en algún momento del proceso del parto podemos perder la concentración y los nervios y es en ese momento cuando nuestra pareja tiene que saber guiarnos de nuevo para que volvamos a ser dueñas de nuestro cuerpo y no nos dejemos llevar por la ansiedad. Si llega ese momento es importante que os hable suavemente y haga que vuestra atención se centre en lo que os dice, puede guiaros contando en voz alta durante la contracción. A veces necesitarás el apoyo de la matrona que te acompañe durante el parto. Una vez pase el momento crítico volveremos a centrar nuestra mente en la inspiración y nuestra espiración.

Mi consejo

  • Hablar con vuestra matrona y apuntaros ambos a las clases de preparación al parto, es importante acudir los dos siempre que sea posible.
  • Practicar las técnicas de control del dolor durante el embarazo para conocerlas bien y poder utilizarlas correctamente.
  • Durante el parto nuestra pareja será el mejor compañero para la mamá, porque el embarazo, el parto y la crianza son cosa de dos.

Categorías

Embarazo, Varios
Etiquetas ,

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *