Trucos para organizar la limpieza de la casa

Limpiar el hogar en familia

La limpieza de la casa es una tarea de todos los miembros que forman la familia, por lo tanto, es muy imprescindible que exista un compromiso por parte de todos. En muchos hogares, se suele cargar este tipo de tareas en una sola persona, ya sea la que pasa más tiempo en casa o la que suele hacerlo habitualmente. Aunque de forma tradicional y en la mayoría de los hogares, la encargada es la madre, cada vez más hombres son los responsables del mantenimiento de la casa.

Cada familia se debe de organizar en función de sus posibilidades y necesidades. No obstante, es importante que cada uno se ocupe de ciertas tareas, para que así todo el trabajo esté repartido equitativamente y sea más fácil tener la casa limpia y ordenada. Porque la limpieza no es una simple cuestión de higiene, una casa recogida y limpia favorece el bienestar de todos.

Reparto equitativo de las tareas

Es fundamental que cada miembro de la familia tenga unas tareas asignadas, siempre teniendo en cuenta factores como la edad o las posibilidades de cada uno. Los niños deben acostumbrarse a hacer pequeñas tareas en casa, así, toman consciencia de su papel en la familia y van adquiriendo autonomía. En este enlace encontrarás una tabla de tareas para niños, organizadas por edades y dificultad.

En cuanto a los adultos, también es necesario que las tareas de limpieza estén repartidas. De lo contrario, la otra persona se cargará con infinitas tareas que le restarán tiempo para disfrutar de los niños, de un rato de ocio e incluso, del tan necesario descanso.

Dividir las tareas según su necesidad

Niña haciendo su cama

Todas las estancias de una casa no tienen las mismas necesidades en cuanto a limpieza. Por lo que, en lugar de hacer una limpieza a fondo de vez en cuando o un día a la semana, puedes ir limpiando estancias según la necesidad. Algo muy importante que se debe hacer a diario es organizar. Si cada uno se encarga de recoger sus cosas cada día, la casa se verá recogida y será más fácil limpiar el polvo o pasar el aspirador.

Por lo tanto, los niños tendrán que recoger sus juguetes cada día antes de irse a dormir, así como su material del colegio y la ropa que se quiten cada día. Del mismo modo, los adultos tendréis que acostumbraros a dejar la cocina recogida después de cada comida, la ropa sucia en el cesto, o el abrigo colgado en su percha, por ejemplo.

También es esencial hacer cada día cosas como la cama, ya que no es posible tener el cuarto recogido si esto no se hace. Estirar las sábanas lleva tan solo unos minutos y con ese pequeño gesto, podrás tener el dormitorio siempre bien acondicionado y dormirás mejor en una cama bien hecha.

Calendario de tareas

Organizador de tareas domésticas

Una buena forma de concienciar a toda la familia de las tareas que debe realizar, es preparar un calendario visible para todos. Así, podréis tener la satisfacción de apuntar los trabajos realizados y también todos serán más conscientes de lo que deben hacer. No dudes en involucrar a los niños a la hora de hacer este calendario, las manualidades son perfectas para pasar tiempo en familia y podréis divertidos todos juntos.

Como decía unos párrafos más arriba, para tener la casa en perfectas condiciones es necesario realizar algunas tareas habitualmente. Pero otras muchas se pueden hacer con menos frecuencia, incluso otras muchas, tan solo de vez en cuando. Veamos como puedes organizar las tareas según su necesidad.

Tareas diarias

  • Barrer el suelo o pasar el aspirador, cada dos días será suficiente siempre que no llueva o se manche por algún otro motivo
  • Recoger la cocina, además de fregar los platos es importante limpiar bien la encimera y todo aquello que se manche al cocinar
  • Hacer la cama y mantener el dormitorio recogido
  • Sacar la basura

Tareas frecuentes

  • La limpieza de los baños debe hacerse habitualmente, una o dos veces por semana en función de las personas que convivan en casa
  • Limpiar el polvo, mínimo una vez a la semana
  • Fregar el suelo

Tareas de limpieza ocasionales

  • Limpiar los cristales de las ventanas
  • Organizar y limpiar a fondo los electrodomésticos de la cocina, como la nevera o el microondas
  • Limpiar a fondo los azulejos de los baños y la cocina
  • Aspirar los sofás y los colchones para mantenerlos libres de ácaros y bacterias

Estos son solo algunos consejos, cada casa se organiza de un modo distinto y cada familia tiene unas necesidades de limpieza. A partir de estos trucos puedes planificar el mantenimiento de tu hogar, contando con la implicación de toda la familia para lograr una casa limpia y perfecta para disfrutar en familia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.