Tu bebé sabe que le quieres y que le mantendrás a salvo siempre

Quizá cuando has dado a luz a tu bebé después de estar dentro de ti durante 9 meses, lo veas como un ser frágil e indefenso. En realidad es así… pero también es un ser lleno de emociones y sentimientos. Aunque no puedas apreciar esas emociones y sentimientos, son realmente intensas y además, tu bebé sabe que le quieres y que le mantendrás a salvo siempre.

Ese sentimiento de seguridad y amor, es el más fuerte que siente y el que necesita sentir cada día para poder crecer y desarrollarse como un bebé sano física y emocionalmente.

Le mantienes a salvo

No es fácil hacer que una casa, o incluso algunas habitaciones, sean seguras para un bebé que comienza a explorar su mundo . Tienes que agacharte para ver las cosas tentadoras de su nivel… Si las plantas son lo que él puede ver, se arrastrará y jugará en esa tierra, por lo que tendrás que mover la planta durante unos meses, poner candados en las puertas y cambiar los objetos rompibles hacia arriba y hacia afuera puesto que son cosas demasiado atractivas para tu bebé explorador.

Tapa los enchufes, pon protectores en las esquinas de las mesas, por barandillas de seguridad en las escaleras… cualquier parte del hogar puede ser un lugar peligroso para tu bebé, pero para él, que está en pleno proceso de descubrir el mundo, todo son juguetes y motivos para inspeccionar, tocar o meterse cosas en la boca.

Amas a tu bebé por encima de todas las cosas, ¡y lo sabe!

Ya sea alimentándole, haciendo el avión con la cuchara, acurrucándole cada noche, levantándote en la madrugada para atender sus necesidades y darle todo tu amor… todos los días haces cosas que transmiten a tu bebé que estás a su lado y que siempre lo estarás, amándole de forma incondicional.

Le quieres por encima de todas las cosas y tu bebé lo sabe con cada partícula de su ser… ¡y por supuesto tu bebé también te ama con toda esa fuerza!


Sé el primero en comentar