Mi bebé va a nacer en invierno, ¿podré sacarlo a la calle?

invierno

Cuando nos planteamos tener un bebé siempre pensamos que momento es el mejor para su nacimiento.

A todos nos gustaría que naciese en primavera o principio de verano para aprovechar la buena temperatura, las muchas horas de luz solar…Pero no siempre es posible elegir y cuando nos dicen que la fecha de nuestro parto será en invierno nos asustamos al pensar en las bajas temperaturas.

Entonces surgen las dudas ¿podré sacar a pasear al bebé? ¿qué ropa necesitaré?

Ya que, por fin, se acerca el frio vamos a intentar aclarar todas esas dudas.

Los bebés se enfrían con rapidez

Es cierto que durante las primeras horas de vida el bebé pierde calor con facilidad y por ello debemos extremar las precauciones, hacer piel con piel, no dejar que lo paseen de mano en mano “como la falsa moneda” que decía la copla, procurar que tenga su cabeza tapada con un gorrito en todo momento o no dejarlo desnudo mas que el tiempo imprescindible para cambiar el pañal.

Cuando empieza el bebé a regular su temperatura

Si nuestro bebé es un recién nacido sano, con un peso normal, en unos días su centro regulador de la temperatura empezará a trabajar y la pérdida de calor ya no será tan aguda.

Pero no podemos bajar la guardia, sigue siendo muy inmaduro y debemos ayudarle vistiendo al bebé de la forma adecuada.

Además los bebés tienen unas condiciones peculiares: tienen poca grasa, se mueven poco, pierden calor con mas facilidad que los adultos y les cuesta mas controlar esa pérdida de temperatura.

bebe-en-invierno

Canastilla de invierno para el bebé

¿Que preparo entonces?

Aunque hay prendas de vestir que todos tenemos en mente, vamos a recordar las que sería imprescindible tener en casa para el momento en que llegue nuestro bebé y queramos salir a pasear con él.

  • Bodys de algodón, de manga larga
  • Pijamas enterizos de invierno
  • Gorros
  • Bufanda
  • Manoplas
  • Uno o dos buzos
  • Calcetines
  • Una toquilla
  • Una capota para la sillita de plástico para la lluvia y el viento.
  • Un saco para el cochecito o sillita.

¿Podremos salir a pasear en invierno con el bebé?

Una vez pasan los primeros días de vida en el hospital nos darán el alta y deberemos sacar al bebé a la calle para regresar a nuestra casa, así que ya veis…Tiene que salir a la calle si o si.

Cuando lleguemos a casa es importante que nos planteemos salir a pasear en cuanto la mamá se encuentre con ánimo y algo recuperada. El paseo le vendrá igual de bien a la mamá que al bebé.

carrito-y-frio

¿Cuando salimos?

Todos los días. El mejor momento suele ser el medio día. En los meses fríos de invierno es el momento del día en el que hace mejor temperatura y puede que hasta luzca el sol.

Salvo si hace mucho frio, el bebé está malito, llueve, nieva o sopla un aire gélido un paseo a medio día en invierno es todo un placer.

La luz natural os ayudará a sintetizar la preciada vitamina D, ayudando a la fijación del calcio en los huesos del bebé y en los tuyos.

Intenta pasear por zonas ajardinadas y alejadas del tráfico, aunque en las grandes ciudades esto no es fácil, siempre encontrarás un parque cercano a casa en el que respirar aire algo mas limpio, que os ayudará a oxigenar vuestro organismo.

El sacar al bebé a la calle en invierno le va acostumbrando a tolerar los cambios de temperatura, esto supone un trabajo de maduración para su sistema termorregulador.

Para la mamá el paseo también es fundamental. Hacer un poco de ejercicio y hablar con los conocidos que se encuentra durante el paseo hace que poco a poco se encuentre mejor y la recuperación del parto sea mucho mas rápida.

Vamos a prepararnos para salir de paseo

A la hora de vestir al bebé para salir de paseo lo primero que tenemos que valora es la temperatura que hace en la calle y la ropa que nosotras mismas vamos a llevar.

Tan malo es sacar al bebé con ropa de menos como vestirlo con ropa de mas.

Es mucho mejor vestir al bebé con capas de ropa fina que con una sola capa muy gruesa.

Como norma sencilla recordar que con ponerle una capa de ropa mas de las que nosotras llevemos es suficiente. Así si entramos en algún comercio o zona cubierta o sube la temperatura podremos quitar una capa de ropa a bebé.

frio

Pon siempre manoplas y gorro al bebé. El gorro debe cubrir sus oídos por completo. El oído del bebé es una zona muy sensible y las bajas temperaturas pueden provocarle problemas importantes.

Procura que la ropa le quede un poco holgada. Si la ropa le oprime el bebé estará molesto y el paseo no será nada agradable.

Llevar siempre la capota para la lluvia del carrito del bebé, no la pongáis habitualmente, cuando no llueve y hace sol el plástico puede hacer un “efecto lupa” y subir de forma importante la temperatura en el interior del carrito. Solo se debe poner si llueve, nieva o hace mucho viento o frio.

Procura evitar los cambios bruscos de temperatura, el bebé aún no es capaz de regular correctamente su temperatura y son esos cambios bruscos los que hacen que el bebé se ponga malito mas que el frio en si…

Así que con ciertas precauciones ya veis que podéis sacar de paseo a vuestro bebé aunque sea invierno. !A disfrutar del invierno!


Categorías

El bebé, Salud

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    Mi hijo mayor nació a finales del otoño, y desde que me encontré con fuerzas (el parto fue por cesárea), salíamos cada mañana (en aquella época los papás no podían disfrutar de permisos de paternidad como ahora, así que nos íbamos el bebé y yo). Es verdad que evité algún día de viento helado, pero nos fue estupendamente, y creo que permitir que se acostumbrara, tomando las precauciones necesarias, fue lo mejor que pude hacer.

    Un post muy útil, gracias Nati.

    1.    Nati Garcia dijo

      Claro Macarena, el paseo es tan bueno para el bebé como para la mamá.Como tu dices el bebé se tiene que acostumbrar a los cambios de temperatura y tanto conocer el frio como el calor. Además a la mamá la viene muy bien el ejercicio suave que supone el paseo.
      Que pena que antes no existiese el permiso de paternidad, ¿verdad? Espero que algún día lo aumenten un poco…
      Un abrazo

Escribe un comentario