3 recetas de zumos de frutas saludables para embarazadas

El embarazo es el mejor momento para comenzar a cuidarse, eliminar algunas costumbres poco saludables e introducir buenos hábitos. Sobre todo porque en ese caso, todo se hace por el bien del bebé y por lo tanto, cuidarse será mucho más motivador. Como ya sabrás si estás embarazada, la alimentación juega un papel fundamental en el desarrollo de tu bebé.

Pero alimentarse bien no significa comer por dos, ese es uno de los mitos que ya desterramos sobre el embarazo. Lo que sí debes hacer es cuidarte por dos y de esta forma, estarás cuidando tu salud, tu embarazo, el correcto desarrollo de tu bebé y además, la recuperación física tras el parto. Como ves, son suficientes motivos para comenzar a alimentarte de una forma mucho más saludable.

Una de las formas más sencillas de tomar muchos nutrientes a la vez, es a través de los zumos. En una sola preparación puedes incluir todos los ingredientes necesarios para un completo aporte de vitaminas y minerales esenciales en el embarazo. Además, los zumos son muy saciantes y saludables y esto te ayudará a controlar mejor el peso que coges durante el embarazo.

Beneficios de los zumos de frutas y hortalizas

Las frutas y las verduras contienen gran cantidad de minerales y vitaminas y son muy fáciles de digerir porque son ricas en agua y fibra. Estos son otros beneficios de los zumos para embarazadas:

  • Puedes tomar muchos nutrientes a la vez: Al mezclar diferentes frutas y verduras, obtienes los beneficios de cada una de ellas en una sola toma.
  • Son bajos en grasas: Fundamental para controlar el aumento del peso durante el embarazo.
  • Están muy buenos: Si no eres muy amiga de las verduras o de alguna fruta, podrás tomarlas con más facilidad.
  • Te ayudan a cuidar la piel: Algo esencial ya que durante el embarazo la piel se ve sometida a muchos cambios. Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes, esenciales para el cuidado de la piel.

Recetas de zumos para embarazadas

Todas las frutas y verduras son muy beneficiosas, pero en especial las verduras de hoja verde. Esto es por su alto contenido en ácido fólico, hierro y calcio, nutrientes fundamentales para el desarrollo del bebé. Puedes mezclar frutas y verduras para obtener un mejor sabor, los cítricos como la piña, la manzana o el limón son perfectos para mezclar con los vegetales.

A continuación te dejamos algunas recetas, pero puedes hacer tus propias combinaciones cada día. Es preferible que tomes el zumo recién hecho, para aprovechar todas sus propiedades. Por último, si necesitas endulzar alguno de ellos, puedes añadir una cucharada de miel.

Zumo de arándanos

Los arándanos contienen un elemento que previene frente a infecciones del tracto urinario, muy habituales durante el embarazo. Toma este zumo por las mañanas como complemento de tu desayuno:

Ingredientes:

  • 1 manzana verde
  • 2 puñados de espinacas frescas bien limpias
  • Una taza pequeña de arándanos (pueden ser congelados si lo prefieres en smoothie)

Preparación:

La preparación es muy sencilla, solo tienes que lavar muy bien las espinacas, pelar la manzana y mezclar con los arándanos en el vaso de la batidora. Mezcla bien hasta obtener una crema ligera, si lo prefieres, puedes añadir un poco de agua para que no sea tan espeso.

Zumo de piña

La piña es una fruta muy diurética por ser rica en fibra y agua, muy recomendable para evitar la retención de líquidos tan frecuente en el embarazo. Además, combinada con el perejil, obtendrás gran cantidad del tipo B, C y ácido fólico.

Ingredientes:

  • 1 taza de piña natural
  • Un trozo de pepino con su piel
  • Una cucharadita de jengibre en polvo
  • 3 ramitas de perejil fresco

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes en el vaso de la batidora y añade un poco de agua. Tritura todo muy bien hasta obtener la consistencia deseada, puedes añadir más agua si lo necesitas.

Zumo verde

Una manera fácil y deliciosa de tomar todos los antioxidantes, minerales, vitaminas y nutrientes que necesitas en este periodo.

Ingredientes:

  • Un puñado de espinacas frescas
  • Una zanahoria
  • Un apio
  • 1 rodaja de piña natural
  • 1/2 plátano
  • el zumo de un limón

Preparación:

Lava muy bien todos los ingredientes y mezcla en el vaso de la batidora. Tritura todo muy bien y añade agua si lo deseas y una o dos cucharaditas de miel.


Sé el primero en comentar