4 juegos educativos para hacer en familia

Juegos educativos

Los juegos educativos o didácticos, son aquellos que están pensados para potenciar y desarrollar las habilidades de los niños. Teniendo en cuenta que el juego es la mejor herramienta de aprendizaje para los niños, cualquier material, juego o actividad pensada para que los pequeños adquieran cualquier destreza o habilidad, se puede considerar como un juego educativo.

Existen muchos tipos de juegos educativos, puzzles o rompecabezas, juegos de memoria, juegos de creación como la plastilina o los juguetes de construcción, entre otros muchos. Otro tipo de actividad educativa que no requiere de ningún material, es aquella que pone en funcionamiento el cerebro para encontrar respuestas a ciertas cuestiones, como las adivinanzas o la lectura.

Beneficios de los juegos educativos para los niños

Los juegos educativos aportan un gran número de beneficios para el desarrollo de los niños, entre otros:

  • La concentración, el niño se mantiene atento a la actividad que se está realizando, sin perder el interés porque se trata además de un juego.
  • Se potencia el desarrollo de sus habilidades, tanto las físicas, como las psíquicas, las sociales, emocionales y cognitivas.
  • Se trabaja la autonomía del niño y se potencia la confianza en sí mismo al resolver actividades que requieren de cierta dificultad.
  • En el juego educativo, el niño está constantemente trabajando la mente, desarrollando habilidades como la creatividad, la fantasía o la imaginación.

Juegos educativos para hacer en familia

Pasar tiempo de calidad en familia jugando, es la mejor manera de contribuir al desarrollo de los niños. Existen infinidad de juegos y materiales que puedes utilizar para una actividad didáctica con tus hijos. Desde un rato de adivinanzas, hacer un puzle, leer un cuento e incluso enseñar a los niños a crear sus propios cuentos. A continuación, encontrarás algunas ideas más de juegos educativos para disfrutar de grandes ratos con niños, aprendiendo y creciendo en familia.

Canciones con movimiento

En Internet puedes encontrar una gran variedad de canciones infantiles, diseñadas para mover y reconocer diferentes partes del cuerpo. Utiliza las canciones para que los niños desarrollen las habilidades motrices, así como la coordinación mano pie, adquirir vocabulario y tener más consciencia de su propio cuerpo. Puedes inventar tus propias canciones, siempre que utilices movimientos, una coreografía o que se nombren partes del cuerpo, números y todo lo que pueda servir de aprendizaje para los niños.

Desarrollo del razonamiento lógico

Este juego educativo es perfecto para trabajar con niños pequeños y con aquellos que tengan alguna dificultad en el aprendizaje, como los niños con TEA. Se trata de aprender a clasificar, para ello, puedes usar diferentes recipientes como cestas, cajas de cartón o plástico. Cada caja servirá para clasificar un material o juguete determinado, por ejemplo, en una caja van las frutas, en otra los animales y en otra los bloques de construcción. Con esta actividad el niño desarrolla la comprensión y la adquisición del lenguaje funcional.

Una diana hinchable o de velcro

Juegos educativos

El juego de la diana además de ser muy divertido, puede convertirse en un perfecto juego educativo. Eso sí, debes hacerte con una diana especial para niños. No te resultará complicado, llevan una base de tela de fieltro y en lugar de dardos se utilizan pelotas con velcro. Con este juego, el niño desarrolla la motricidad gruesa, además, trabaja la concentración para lograr centrar en la diana. Además, podrá aprender números y los niños más mayores se irán familiarizando con el conteo.

Memory cards

Las memory cards o tarjetas de memoria, son perfectas para niños muy pequeños que están empezando a desarrollar el lenguaje, pero también para niños más mayores puesto que son perfectas para trabajar la concentración y la memoria. En el mercado puedes encontrar infinidad de juegos de memory cards, pero también puedes crearlos en casa de una forma muy sencilla.

Solo tienes que descargarte de Internet plantillas de dibujos, por ejemplo, de frutas, tipos de vehículos, números, letras, figuras, animales, lo que prefieras. Necesitarás dos tarjetas de cada una, imprímelas, recorta y plastifica para que sean mucho más resistentes. Con estas tarjetas puedes crear diferentes juegos, en función de la edad y de las necesidades de tu hijo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.