5 consejos para familias que van a llevar a sus hijos a una escuela infantil

Posiblemente, muchos padres que os hayáis decantado por la opción de llevar a vuestros  hijos a una escuela infantil, ya tengáis escogido desde antes de las vacaciones incluso el centro educativo al que asistirán. Pero, estoy convencida de que bastantes familias estáis empezando a buscar ahora porque estáis de vacaciones y tenéis más tiempo para visitar todas las escuelas infantiles posibles.

Aunque todavía no soy madre, soy consciente de que la adaptación a una escuela infantil no es solo complicada para los más pequeños. Los padres también lo pasan mal e incluso necesitan unos días para asimilar que todo va a estar bien y que no tiene por qué pasar nada malo. Quizás, si es la primera vez que lleváis a vuestros hijos a una escuela infantil, sintáis miedo, nerviosismo y malestar. Por eso, os voy a dar cinco consejos que espero os ayuden en la adaptación a esta nueva etapa.

Visitad más de una escuela infantil y no os quedéis con preguntas

Si estáis empezando a buscar ahora escuela infantil, os recomiendo que visitéis varias opciones. Sé que casi todos los centros educativos tienen página web donde lo explican todo a la perfección. Pero es mucho mejor que veáis la escuela infantil vosotros mismos y que habléis con el director/a del centro. Os digo esto porque de las imágenes a la realidad pueden llegar a haber muchas diferentes.

Sé de padres que han matriculado a sus hijos por Internet sin visitar absolutamente nada y luego se han llevado las manos a la cabeza al comienzo de curso. También os recomiendo que habléis, que preguntéis y que no os quedéis con ninguna duda (por muy absurda o típica que os parezca). Y os aconsejo que os informéis sobre el proyecto educativo de cada escuela infantil que visitéis por si hay diferencias insalvables a la educación que queríais para vuestros hijos.

Mentalidad y actitud positiva hacia la nueva etapa

Para el periodo de adaptación a la escuela infantil es fundamental tener una actitud y mentalidad positiva. Está claro que echareis de menos a vuestros peques. Pero también tenéis que pensar que aprenderán un montón de cosas nuevas, que se lo pasarán genial y que vivirán muchas experiencias. Pensando de esta manera, la nueva etapa se os hará un poco menos complicada.

Es muy importante que al salir de la escuela infantil vuestros hijos os vean tranquilos, relajados y contentos. Recordad que no sirve de mucho pensar a todas horas lo que estarán haciendo, si llorarán  y si pasarán un buen día. Si hacéis eso puede que os invada una actitud negativa y pesimista. Y eso no sería para nada recomendable.

No os preocupéis si vuestros hijos tardan más en adaptarse a la escuela infantil

Muchos padres se agobian y se preocupan porque sus hijos están teniendo una mala adaptación en la escuela infantil. Pero a veces se les olvida eso de que cada niño es un mundo. Habrá niños que en dos días estén increíblemente cómodos en la escuela infantil y otros que tarden semanas en estarlo. ¡Pero eso no es malo! Cada uno tiene su ritmo. Y cada niño necesita un tiempo diferente. Tened presente que para ellos (al igual que para vosotros) es un gran cambio. 

Por lo tanto, no penséis que vuestros hijos les cuesta socializarse o que son más dependientes que los demás. Hay que tener claro que los peques están en un lugar y con personas que no conocen de nada. No viváis preocupados por el día en que dejarán de llorar o por cuándo empezarán a relacionarse con los demás niños. De esta forma, solo conseguiréis estar más agobiados y transmitiréis una actitud negativa a vuestros hijos.

No os sintáis mal al llevar a vuestros hijos a la escuela infantil

De verdad, no os sintáis mal cuando llevéis a vuestros hijos a la escuela infantil. No estáis haciendo nada malo. Habéis buscado y visitado las mejores opciones para ellos. Los niños no asisten a un lugar cualquiera. Van a un centro educativo en el que hay profesionales de la educación que les apoyarán en su adaptación y desarrollo. Y también os ayudarán muchísimo a vosotros.

Posiblemente, los primeros días sean angustiosos. Incluso puede que tengáis la sensación de que abandonáis a vuestros peques. Pero nada más lejos de la realidad, creedme. No sois peores ni mejores padres por llevar a los niños a una escuela infantil. Es una decisión que habéis tomado vosotros. Y eso es totalmente respetable.

Escuchar sí, pero no os dejéis influenciar por todos los comentarios

Ya sabéis que hay muchísima gente a la que le gusta criticar y meterse en la vida de los demás. Quizás os encontréis con personas que os acusen de malos padres por llevar a vuestros hijos a la escuela infantil o con un sin fin de palabras ofensivas hacia vuestra decisión. Podéis escucharlos (si queréis, claro) pero no os dejéis influenciar por ellos. En la mayoría de los casos, son personas con muchísimo tiempo libre, intolerantes o irrespetuosos.

Lo mismo pasa con las cuestiones y opiniones educativas. Puede que escuchéis decir a otros padres que su hijo con tres años ya sabe la suma básica (un gran error por su parte, claro) y leer (más de lo mismo). O Quizás, os den consejos para que vuestros pequeños también sean capaces de hacerlo y destaquen en las aulas. Os recuerdo lo que hablábamos antes: es fundamental respetar el ritmo de cada niño. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *