Actividades para desarrollar la motricidad fina en los niños

La motricidad fina es aquella que implica la movilidad de pequeños músculos como los dedos de las manos, los brazos o las muñecas. Adquirir estas habilidades es una cuestión de tiempo, a las pocas semanas de nacer los bebés comienzan a desarrollar este tipo de movimientos. Además, la motricidad fina implica la coordinación del ojo y la mano, adquirir estas habilidades es fundamental para su desarrollo cognitivo.

Con pocas semanas de vida, el bebé comienza de forma natural a desarrollar sus habilidades de motricidad fina, tocando los muñecos que tiene alrededor. También utilizando otros pequeños músculos como la lengua, cuando chupa sus deditos o sus juguetes, está tratando de identificar que clase de objeto es.

Las habilidades motrices se van desarrollando paulatinamente desde prácticamente el momento de nacer, pero es muy importante que ayudes a tu bebé a desarrollar y trabajar esas funciones. Manejar de forma correcta la motricidad fina, será fundamental para un correcto desarrollo del niño. A continuación, te mostramos algunas actividades que puedes realizar con tu bebé y trabajar la motricidad fina:

Actividades para trabajar la motricidad fina

  • Juegos con plastilina, este tipo de juego es ideal para trabajar la movilidad de los dedos y fortalecer los músculos del antebrazo y las muñecas. Es importante que busques una plastilina adecuada para niños, que esté fabricada con elementos naturales como el trigo y que no lleve sustancias peligrosas. El bebé tratará de llevarse la masa a la boca casi con total seguridad, por muy pendiente que estés, es preferible evitar males mayores.
  • Pintura de dedos, jugar con pintura es una experiencia sensorial única para los niños. Este tipo de material es lavable por lo que no debe preocuparte la ropa ni las manchas. Los juegos de pintar ayudan a mejorar la coordinación ojo mano, lo que lo convierte en un ejercicio ideal para tu bebé.
  • Pinzas para tender la ropa, con un objeto tan simple como este tu hijo realizará un ejercicio que le ayudará a, fortalecer los músculos de sus dedos y mejorar la coordinación mientras intenta abrir y cerrar la pinza.

Estas son solo algunas ideas para trabajar con tu hijo, pero seguro que en tu vida cotidiana tienes muchas posibilidades de jugar con tu bebé mientras le ayudas a mejorar sus habilidades de motricidad fina. Aunque forma parte del desarrollo natural de los niños, no dejes de trabajar en ello siempre que puedas ya que es importante para el crecimiento y el futuro de tu hijo.

Publicado por
Toñy Torres

Artículos recientes

¿Qué son los cotiledones de la placenta, cuántos hay?

Hoy queremos hablarte de lo que son los cotiledones de la placenta. Lo primero que te sorprenderá es que también…

Los niños refugiados son NIÑOS y necesitan ayuda

Se habla mucho de los niños refugiados en España, de los niños que están solos ante el mundo… Se piensa…

Flujo blanco durante el embarazo, ¿es normal?

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer, necesarios para que pueda darse el propio…

Cuáles son los mejores cuentos para bebés

La literatura debe formar parte de la vida de los bebés, es más, está demostrado que leer cuentos a tu…

11 cosas que te daban asco antes de ser mamá y ahora ya no

Antes de la maternidad la vida se siente diferente y los hijos de los demás también se ven como algo…

Cómo enseñar a tu bebé a dormir solo

Lejos han quedado los consejos para dormir a un bebé dejándolo llorar (afortunadamente). Ya se sabe las malas consecuencias emocionales…