Alimentos prohibidos en la lactancia

Alimentos en la lactancia

Algunos alimentos están prohibidos o poco recomendados en la lactancia. Esto es porque las sustancias pasan al bebé a través de la leche y les puede perjudicar en diversos sentidos. De cierta forma, la lactancia es una continuación del embarazo, al menos, en cuanto a la alimentación se refiere. Todo lo que como madre consumas, afecta de una u otra forma a tu bebé.

Por ello, es muy importante controlar los alimentos que se ingieren durante la lactancia, porque la leche materna es el mejor regalo que le puedes hacer a tu bebé, pero en ocasiones, puede ser un regalo envenenado. Algo que en la mayoría de los casos, es totalmente involuntario debido al desconocimiento. Si estás en plena lactancia y no sabes cuáles son los alimentos prohibidos, enseguida te lo contamos todo.

Los alimentos que están prohibidos en la lactancia

Algunos alimentos pueden causar cólicos al bebé, otros pueden alterarlo por la concentración de cafeína y otros, pueden provocar que la lactancia no termine de ser exitosa. Al lactar, el bebé se alimenta de leche que el cuerpo de la madre fabrica gracias al agua y a los alimentos que consume.

Alimentos que en algunos casos, pueden aportar sustancias poco recomendables como la cafeína. Incluso, sabores fuertes que pueden alterar el sabor de la leche y como consecuencia, el bebé rechazarla. A continuación te contamos cuáles son esos alimentos que están prohibidos en la lactancia.

Alimentos y productos que contengan cafeína

De entrada, se sabe que el café contiene cafeína y se suele evitar tanto en el embarazo como en la lactancia. Sin embargo, otros alimentos también aportan cafeína que puede llegar al bebé a través de la leche, como el chocolate. La cafeína altera al bebé, le acelera como lo hace contigo cuando te tomas un café para despertar. Pero con más efecto, ya que el sistema del bebé es muy inmaduro para asimilarlo de la misma manera que un adulto. Evita cualquier producto que contenga cafeína durante la lactancia.

Productos con sabores muy fuertes y picantes

Los sabores fuertes alteran el sabor de la leche materna, cuando esta llega al bebé, tiene un sabor desagradable, nada a lo que está acostumbrado y puede llegar a rechazarla. Esto puede provocar una interrupción en la lactancia materna, algo poco recomendable ya que la leche materna contiene todos los nutrientes que el bebé necesita en cada momento de su primer desarrollo.

Alimentos crudos

El riesgo de contraer enfermedades infecciosas por bacterias no desaparece en la lactancia. Por ello, después del embarazo tampoco se recomienda el consumo de alimentos crudos que son potencialmente peligrosos, como el sushi, el carpaccio de carne o los alimentos en salmuera. Tampoco se debe consumir huevo crudo, por ejemplo en merengues o lácteos sin pasteurizar.

Bebidas alcohólicas

Ni una gota de alcohol, esto es algo que cualquier mujer embarazada o lactante debe grabarse a fuego. El alcohol pasa rápidamente a la leche materna y en tan solo 30 minutos puede concentrarse la misma cantidad de alcohol que en el organismo de la mujer. Por lo tanto, un solo sorbo de vino puede llegar al organismo del bebé, con todos los riesgos que ello conlleva.

Los procesados

Este tipo de productos, que no alimentos, no contienen nutrientes que puedan favorecer al bebé en ningún sentido.
Los procesados contienen sustancias peligrosas como grasas saturadas, azúcares, exceso de sodio y todo tipo de químicos que pueden perjudicar al desarrollo del bebé. Además, pueden interferir en la producción de la leche materna, por lo que se recomienda eliminar de la dieta para evitar complicaciones en la lactancia.

En definitiva, se trata de seguir una dieta variada, equilibrada y saludable. Los alimentos naturales están llenos de nutrientes que ayudan al bebé a crecer y desarrollarse correctamente. Toma frutas y verduras en cantidad, proteínas de calidad, pescado y carne magra, legumbres y frutos secos. De esta forma, tú misma te encontrarás saludable y tendrás una mejor recuperación postparto y tu bebé, podrá crecer a buen ritmo y totalmente saludable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)