Aquagym para embarazadas, ¿Cuáles son sus beneficios?

Aquagym para embarazadas

Practicar deporte siempre es un buen acierto. Hacerlo cuando una mujer está embarazada es también toda una ventaja. Obviamente, los deportes extremos no están recomendados durante la gestación, sobre todo cuando el embarazo está avanzado. Pero se pueden practicar algunos muy beneficiosos, con movimientos de bajo impacto. Lo podremos observar por ejemplo en el aquagym para embarazadas, dónde podremos conocer sus beneficios.

Realizar deporte bajo el agua es sinónimo de mantenerse en forma sin sufrir un alto impacto, permitiendo la realización de movimientos con mejor resolución que si lo hacemos de forma natural. Además, garantiza muchos más beneficios que no te puedes perder y que analizamos en las siguientes líneas.

¿Qué deportes se pueden practicar en el embarazo?

La actividad física durante el embarazo ayuda a mantenerse en forma, favorecer la circulación cardiovascular, mantener a raya el peso y garantizar el bienestar. Los deportes suaves son beneficiosos, generalmente el aquagym y la natación,

Hay otros ejercicios que se pueden practicar y que están guiados para que puedan ser realizados por embarazadas. Podemos encontrar el pilates, yoga, taichí o ejercicios aeróbicos combinados con estiramientos.

Algunas mujeres ya practicaban deporte antes de embarazo, por lo que quieren mantener una continuidad. La equitación, el esquí o el ciclismo son algunos de los deportes que tienen algo de impacto, por lo que es recomendable practicarlos solo en el primer trimestre. Otros ejercicios que no son recomendables son el tenis, footing, zumba o aerobic.

La natación es un excelente ejercicio, ya que ejercita toda la musculatura del cuerpo y sus movimientos son de bajo impacto, ya que el agua amortigua. Se puede practicar el de “estilo libre” o “de espalda”. ¿Es mejor la natación o el aguagym? Los dos son muy beneficiosos, pero la natación es la que mejor puntuación se lleva, ya que ofrece mejor coordinación, equilibrio y resistencia.

Caminar también es ideal, es un deporte que se hace casi sin pensar, no requiere de mucho esfuerzo y tiene múltiples beneficios. Ayuda a mejorar la salud cardiovascular y la resistencia física. Además, siempre se ha dicho que las embarazadas han de caminar paseos de hasta 30 minutos (se puede aumentar), ya que ayuda a facilitar el parto o que la cabeza se encaje mejor para facilitar el parto. Cualquier ejercicio mejora el ánimo, reduce el estrés y la ansiedad.

Aquagym para embarazadas

¿Dónde practicar aquagym, en la playa o en la piscina?

Se puede practicar aquagym en cualquier medio, ya sea en playa o piscina. En la playa tenemos el agua de mar, por lo que es más fácil flotar y realizar algunos movimientos más difíciles. Además, si te gusta este medio, siempre hay que buscar un medio tranquilo, que contenga una temperatura afín y sin olas, para poder realizarlo sin problemas.

En la piscina se ofrecen otras ventajas, ya que siempre se dispone de puntos de apoyo para realizar los ejercicio, como el borde de la piscina. A parte del punto de apoyo, también se mantiene el nivel del agua a la altura de la cintura. La condiciones ideales para practicar Aquagym ha de ser en una profundidad

Beneficios del aquagym

Estar suspendido en el agua es todo un beneficio. Las mujeres embarazadas se sienten más ligeras y liberadas, sobre todo cuando han comenzado a tener cargas en la espalda, problemas de ciática y lumbalgia.  Su cuerpo es mucho más liviano en el agua y peso se reduce, se siente más ligero.


Por ejemplo, hay ejercicios en posición supina que son mucho más fáciles de realizar en el agua, sin forzar ese movimiento y hacer que la mujer sufra bajones de presión. La resistencia que se realiza en el agua permite obtener una mejor tonificación muscular, sin forzar demasiado las articulaciones.

Mejora la circulación

Hacer este tipo de ejercicio, ayuda a una mejorar la circulación, ya que favorece el retorno venoso hacia las extremidades. Se sentirá un mejor alivio en la hinchazón de los pies, aligerando la presión de las piernas, ya que ejerce ser un poderoso drenante.

Otro punto a favor es el aumento de la oxigenación de la sangre. Hay mayor flujo de sangre circulando por todo el cuerpo, sobre todo en los músculos. Por consecuencia, el feto también es benefactor de este aumento de oxígeno en la sangre.

Aumenta la tonificación

Practicar aquagym ayuda a tonificar muchas zonas del cuerpo, sobre todo en la espalda, la pelvis y el perineo. La espalda agradecerá este refuerzo, ya que es una de las zonas más sufridas, debido a su relajación por una de las hormonas, el peso que va adquiriendo el feto o por la presión ejercida en la columna vertebral. La gimnasia y el yoga prenatal son otros de los ejercicios que ayudan a fortalecer partes del cuerpo, sobre todo la espalda.

Aquagym para embarazadas

Producción de endorfinas

Moverse en el agua es sinónimo de ejercicio, y por lo tanto estimula la producción de endorfinas, una hormona que ofrece bienestar al cuerpo. Los movimientos suaves, lentos y con un sonido calmante, ayudan a entrar en contracto con el bebé y el cuerpo.

El estrés y la ansiedad se llegan a reducir, también mejora el ánimo y crea un contacto grupal con otras mujeres. Si se tiene síntomas depresivos y ansiosos, practicar deporte como el aquagym, hace que se segregue endorfinas y ayuden a combatir este malestar.

¿Cómo comenzar con este deporte?

Si eres una mujer que no ha practicado deporte antes del embarazo, la mejor forma de comenzar es hacerlo gradualmente y comenzar en los primeros meses. Hay que empezar con calma, sin provocar sofocos y con movimientos suaves que no superen en exceso la frecuencia cardíaca.

El aquagym se suele practicar con un monitor y de forma grupal. Las sesiones suelen estar marcadas por 3 bloques. El primero suele ser un calentamiento, en la segunda fase son ejercicios moderados, con equilibrios, tonificación y fuerza. Y por último, se realizan ejercicios de respiraciones, estiramientos y relajación.

No olvides estas recomendaciones para practicar un deporte seguro. Ante cualquier esfuerzo físico, ya sea cualquier deporte: No sobrepasar las 140 pulsaciones por minuto, evitar un gran esfuerzo y la sudoración excesiva, por ejemplo, no superar los 38°. No practicar deporte en ayunas, ni hacer ejercicios tumbada boca arriba, ni sobrecargar la zona lumbar. Es importante centrarse en hacer movimientos para tonificar las zonas implicadas en el embarazo y no tener en mente que practiar deporte es para adelgazar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.