Cereales para el bebé: cómo escoger los correctos

La primera papilla del bebé

Con la llegada de la alimentación complementaria llegan nuevas dudas para los padres. La mayoría de pares y madres se preguntan sobre la introducción de los alimentos, cuáles son aquellos que se deben dar primero o cuáles serán los mejores cereales para su bebé. Lo más habitual es que el pediatra te de unas pautas sobre la introducción de los alimentos, pero generalmente son cosas muy básicas y demasiado escuetas.

Primero debes saber que la alimentación del bebé debe ser exclusivamente de leche hasta los 6 meses. Esto es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud, y siempre que sea posible, la recomendación es que el alimento sea la leche materna. A partir de los 6 meses, se deben introducir los alimentos siguiendo unas recomendaciones y pautas que te dejamos en este enlace.

La introducción al cereal

Los cereales se pueden introducir a los 6 meses al igual que el resto de alimentos, no obstante, existen excepciones y en algunos casos se puede comenzar a los 4 meses. Consulta con tu pediatra antes de darle ningún tipo de alimento a tu bebé y juntos decidiréis si ha llegado la hora y cómo debes empezar. Es importante que los cereales sean sin gluten, una medida con la que se pretende minimizar los riesgos de desarrollar la enfermedad celíaca.

Ahora bien, una vez claro que los primeros cereales deben ser aquellos que están libres de gluten, seguramente te preguntarás ¿cuáles son los mejores y más saludables para mi bebé?

Los cereales que no contienen gluten

¿Cómo elegir los mejores cereales para mi bebé?

Se tiende a pensar que la única forma de obtener los cereales de bebé es, a través de los preparados industriales que se comercializan para bebés. Un error que se comete diariamente y que por desgracia, es algo que los propios pediatras recomiendan de forma indiscriminada.

Los cereales preparados son completamente innecesarios para el bebé, están repletos de azúcares y otras sustancias perjudiciales para los pequeños y por lo tanto, no son saludables ni apropiados. En los envases encontrarás información que puede llevarte a engaño, “sin azúcares añadidos”, no significa que el producto esté libre de azúcar. Esto es porque el proceso llamado “dextrinado” o “hidrolizado”, convierte los carbohidratos complejos en simples, es decir, en azúcar.

Por otra parte, todos los añadidos y enriquecidos que se incluyen en los preparados de cereales para el bebé, son innecesarios si el pequeño está alimentado correctamente.

Puedes buscar los mejores cereales del mercado, los más caros y ecológicos para evitar el azúcar y otras sustancias poco saludables, pero estarás pagando un precio excesivo por algo que puedes encontrar por una fracción y preparar tú misma en casa.

Los mejores cereales para el bebé

Papilla de cereales casera

El mejor alimento para tu hijo es aquel que preparas en casa, de forma casera y utilizando métodos de cocinado y envasado más favorables. De la misma forma que preparas la papilla con frutas o el puré de verduras, puedes preparar las papillas de cereales en casa de forma muy sencilla.

De esta forma, te asegurarás de que tu bebé recibe el mejor alimento libre de sustancias poco saludables. Incluso, estarás ahorrando gran cantidad de dinero ya que los productos específicos para bebés son mucho más caros. Compra un kilo de arroz de buena calidad y podrás preparar innumerables papillas para tu hijo, ¿interesante, verdad?.

En este enlace te explicamos cómo hacer una papilla de arroz casera para tu bebé. Encontrarás dos técnicas sencillas a base de arroz. Que además, puedes aplicar a otros cereales sin gluten como el maíz o la quinoa. Incluso, más adelante cuando introduzcas el cereal con gluten, puedes utilizar la receta ya que siempre tendrás que seguir unos pasos similares.

Por otra parte, preparar la comida de forma casera te permitirá modificar la textura de las papillas, así tu bebé se acostumbrará a “trabajar” la comida. Algo que con la papilla preparada no puedes hacer, ya que siempre obtendrás la misma textura.

No obstante, las circunstancias de cada padre y madre son completamente diferentes. Si necesitas recurrir a los cereales preparados por cualquier motivo, no debes sentirte peor por ello.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.