Alimentación del bebé a los 6 meses

Introducción a los alimentos

Por lo general, a los 6 meses comienza una nueva etapa muy importante para la vida del bebé, la introducción de los alimentos. Hasta entonces, la alimentación del pequeño es exclusiva de leche, ya sea materna o leche de fórmula. Aunque existen algunas excepciones y algunos pequeños comienzan la alimentación complementaria a los 4 meses, lo normal es que este proceso comience a los 6 meses.

La introducción a los alimentos debe ser paulatina, de forma que el pequeño pueda acostumbrarse a los nuevos sabores. Pero también, para observar cómo el pequeño digiere y procesa los alimentos, y asegurarnos de que no presenta ningún tipo de intolerancia o alergia.

Consejos para comenzar con la introducción de los alimentos

Generalmente, el primer grupo de alimentos que se introduce en la dieta de los niños es la fruta, aunque algunos profesionales recomiendan empezar por la verdura. Cualquiera que sea tu caso, siempre debes ofrecer los alimentos de uno en uno y dejar entre medias unos 2 o 3 días. De esta forma, si el pequeño sufre una reacción, será mucho más sencillo encontrar el alimento que lo ha causado.

Por otra parte, es importante elegir una hora en la que puedas reaccionar fácilmente si ocurre algo. Las reacciones alérgicas no tienen porqué aparecer de forma instantánea, sino que pueden tardar horas en mostrar sus síntomas. Por este motivo, es recomendable que el nuevo alimento se pruebe al medio día. Así, tendrás toda la tarde para observar al niño y acudir a los servicios de urgencia si algo ocurriese.

Nunca le ofrezcas un alimento nuevo por la noche, porque no podrías estar alerta ante los signos de una mala digestión. También es recomendable que haya más personas en casa cuando el pequeño pruebe nuevos alimentos, así, si algo ocurre, tendrás ayuda para acudir al médico.

¿Qué alimentos pueden tomar los niños a los 6 meses?

Puré para bebés

A esta edad, los niños pueden tomar prácticamente todo tipo de alimentos, aunque es preferible comenzar con aquellos que son más fáciles de digerir y sobre todo, los que tengan menor riesgo de producir alergias. Por lo tanto, puedes darle a tu hijo frutas como la pera, manzana, plátano o naranja. En cuanto a la verdura, lo más común es comenzar con la patata, la zanahoria, el calabacín o judías verdes.

Después podrás incluir otras verduras y hortalizas, aunque aquellas que sean de hoja como las acelgas o espinacas, deberán introducirse más tarde, pasados los 12 meses de edad. Una vez que el pequeño vaya probando las frutas y verduras más digestivas, podrás ofrecerle nuevos alimentos sin miedo, siempre de uno en uno. Así, además de comprobar la digestión, el pequeño se acostumbrará al sabor de cada alimento.

En cuanto a la introducción de los cereales, en el mercado encontrarás preparados especiales para bebés, pero no son imprescindibles ni necesarios. Es decir, siempre puedes preparar alimentos a base de cereales para tu hijo y así, serán más naturales además de mucho más económicos. Primero puedes prepararle papilla con arroz hervido y leche, o cualquier cereal sin gluten.

Pasados unos días, podrás introducir el gluten poco a poco en las papillas de cereales. Siempre alerta de la reacción del pequeño y observando su digestión.

Alimentos que NO debe tomar el bebé de 6 meses

Frutos secos

Nunca debes añadir sal o azúcar a las papillas y purés de tu bebé, son sustancias innecesarias y poco saludables para la dieta del pequeño. No pienses que la comida no le gustará por no estar sabrosa, aún no tienen ese sabor en su paladar y por lo tanto, no lo extrañan en sus comidas. De la misma forma que no deben tomar dulces, cacao, bollería o chucherías, embutidos y alimentos procesados.

También debes evitar aquellos alimentos que son peligrosos para el pequeño, ya sea por ser susceptibles de alergias o por peligro de atragantamiento. Estos alimentos son:

  • Frutos secos
  • Palomitas de maíz
  • Manzana cruda
  • Zanahoria cruda
  • Uvas

Como última recomendación, desde el comienzo es importante que el pequeño tome todos los alimentos con cuchara. No utilices el biberón para las papillas de frutas o cereales, porque el bebé se acostumbrará ya que será mucho más fácil para él. Aunque muchos bebés aprenden a comer con cuchara más tarde sin problema, lo cierto es que la mayoría se acostumbra a lo “fácil” y tardan demasiado tiempo en dejar el biberón.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.