Cómo afrontar la temida cuesta de enero

Se acabó la temporada Navideña y como consecuencia, llegó la temida cuesta de enero. De nuevo, llega el momento de afrontar los gastos asumidos en diciembre y para la mayoría de las familias, también llega el momento de apretarse el cinturón. Pero superar este bache al comienzo del año y ahorrar, es posible, solo necesitas organización y tener en cuenta algunos consejos.

El comienzo del año ofrece, una gran oportunidad para realizar una nuevo plan financiero para toda la familia. Incluso, es necesario que los niños estén implicados en el ahorro familiar, para que este resulte exitoso. Para ello, deberás ofrecer a los niños algunas lecciones sobre economía familiar. Esto servirá para que entiendan que las cosas se obtienen a cambio de dinero y que este, se obtiene por realizar un trabajo.

Partir de cero para comenzar a sumar

De nada sirve ya mirar atrás y ver todo lo que has gastado en Navidad, lo hecho, hecho está. Ahora es momento de mirar hacia adelante y plantearte un nuevo objetivo a largo plazo, el ahorro. Realiza un listado con todos los gastos inevitables de cada mes, aquellas cosas de las que no se puede prescindir, como los pagos o los gastos en alimentación. Es el momento de eliminar todo aquello que no sea estrictamente necesario, de lo contrario, será más complicado superar la cuesta de enero.

Después, tendrás que hacer un presupuesto objetivo, con los ingresos y los gastos reales. Es necesario que visualices los gastos que se generan cada mes, para poder ajustar el presupuesto al máximo y así conseguir ahorrar.

La lista de la compra

Está demostrado, que hacer la compra sin una lista favorece la adquisición de productos que no se necesitan, aumentando considerablemente el gasto del carro de la compra. Solo te llevará unos minutos revisar la despensa antes de salir a comprar y anotar todo lo que necesitas. Evita añadir a la cesta caprichos y productos fuera de la lista, no los necesitas y arruinan el presupuesto.

Crea un menú semanal

Organiza el menú de la semana para saber qué productos son los que necesitas comprar realmente. Cuando lo hayas hecho durante 2 o 3 semanas, será mucho más sencillo de seguir ya que solo tendrás que repetir básicamente. Esto te ayudará a tener un mayor control sobre los alimentos que necesitas reponer, con lo que podrás ahorrar mucho dinero. Pero además, te asegurarás de que la alimentación familiar es variada y equilibrada.

Elige productos de temporada

Los productos de temporada son mucho más económicos, además de más saludables y sabrosos. Infórmate sobre las frutas y verduras de cada temporada, así, podrás disfrutar de todas las propiedades de estos alimentos a un mejor precio.

Compara precios

Los diferentes comercios ofrecen los mismos productos pero con gran variedad en los precios. Si dedicas un tiempo a comparar, podrás ahorrar gran cantidad de dinero en los productos de primera necesidad.

Prueba la compra online

Prácticamente todas las grandes superficies ofrecen el servicio de compra online. Hacer la compra desde casa te ofrece varias ventajas:

  • Puedes hacerlo desde la comodidad de tu casa, en los descansos de la jornada o a ratos libres.
  • Siempre tienes el control de lo que llevas gastado, de forma que si ves que la cesta supera tu presupuesto, puedes revisar y eliminar aquello que no necesitas.
  • Te llevan la compra a casa, por lo que ganas ese tiempo para realizar otras actividades.
  • Puedes comparar con más comodidad, es mucho más sencillo comprar precios a través de las distintas webs. Incluso, puedes probar a hacer la compra en dos páginas a la vez y comprar el precio de la cesta antes de elegir dónde comprar.

Cuidado con las ofertas de los supermercados

Muchas veces puedes encontrar ofertas del tipo tres unidades al precio de 2, o similares. Si se trata de un producto que usas en grandes cantidades, puede resultar interesante. Sin embargo, muchas veces nos llevamos productos que apenas usamos por el simple hecho de estar en oferta, y esto a la larga, es un gasto innecesario. Si tu no consumes atún en escabeche normalmente, ¿para qué quieres tener 12 latas en la despensa?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.