Cómo aprenden poesía los niños

La poesía es un instrumento perfecto para desarrollar la memoria, el sentido del ritmo, la creatividad y la sensibilidad en los niños. Para que los niños y niñas consigan disfrutar de ella es necesario que la aprendan de la manera más eficiente y estimulante posible. Esto no es difícil, pues parece que los niños están especialmente abiertos a aprender poesía.

Todos los expertos, y con esto queremos decir educadores y poetas recomiendan que el acercamiento a la poesía se haga mediante el juego. Si ya te recomendamos algunos libros para los más pequeños, ahora te queremos dar ciertas recomendaciones para que comiencen a leerlos o aprendan sus poemas.

Poesía e infancia, la simbiosis perfecta

Se podría decir que la poesía surge de manera natural en el niño. Parece la compañera ideal de la infancia. Los niños y niñas aprenden a jugar con el lenguaje con canciones infantiles, trabalenguas y acertijos, todos ellos son poesía. Con estas estrofas se incorporan pautas rítmicas, propias de nuestro idioma.

Cuando empieces a leerle a tus hijos libros, te darás cuenta que la mayoría de ellos son poesía, o al menos versos. Muy pronto el niño podrá repetir, incluso antes de aprender a leer estas frases. Cuando empiecen a leer buscarán esta misma facilidad y, después con la edad llegará la prosa, pero casi nunca abandonarán la poesía.

Otra de las ventajas de la poesía en la infancia es la interpretación, recitarla. Decir en voz alta una poesía implica la expresividad del cuerpo, manejar el tono de voz, la postura. Esta declamación de la poesía no tiene porqué implicar una exposición pública, que para algunos niños es contraproducente, sino un juego divertido en casa. Cada miembro puede leer un poema y decirlo a los demás.

Consejos para aprender y enseñar poesía

Poesía para niños

Como hemos señalado aprender ciertos poemas debe hacerse desde el juego, en el caso de los más pequeños, y en un ambiente propicio para el gozo, en el caso de cualquier edad. La poesía se puede aprender mientras se hace otra cosa, ayudar en la cocina, dando un paseo… También como si fuera un juego, empiezas diciéndole un verso al niño, él o ella continúa, luego tú y así se convierte en una conversación.

El aprendizaje es más natural por vía auditiva, por tanto la lectura del poema por el propio niño debe ser después de que lo haya escuchado. Esto no siempre es posible, pero esta sería la manera más natural. Si el niño escucha primero tendrá ya una primera impresión, gran parte de la magia de la poesía está en su poder evocador, y sonoro, y seguramente reaccione ante algunas estrofas.

Los poemas para niños deben ser cortos. A veces el valor de algunos poemas, como los trabalenguas, está en el efecto sonoro que producen en los niños, sólo les interesa la poesía por su fuerza musical. Son sonidos ajustados a lo musical que ayudarán al cultivo del sentido del ritmo y de la rima.

Ayudar a entender la poesía a los niños

poesía en los niños

Para recitar una poesía no basta con memorizar, hay un trabajo de dicción y de interpretación. Si quieres que un niño recite un poema antes tendrá que haberlo asimilado y comprendido. Es fundamental que le preguntemos al niño si ha captado la historia. Da igual la edad que tenga el niño, y la poesía que sea, para él debe tener sentido.

Los niños aprenden poesía si leemos con ellos varias veces el texto, en voz alta y con tranquilidad. Así se irá familiarizando con las rimas y los juegos de palabras y descubrirá su construcción interna.  Muy importante es que el poema se presente como un todo. No hay que obligar a memorizar a los niños el poema si no están naturalmente inclinados a hacerlo. Muchos niños acaban desencantados de la poesía porque les impusieron de memoria obras que no les interesan.

Si el niño va a memorizar la poesía, para después decirla es importante que le ayudemos a que exprese lo que siente cuando la dice. Se trata de establecer correspondencias con sus vivencias, para ello podemos pedirle que haga un dibujo del poema, esto será su primera traducción personal del texto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.