Cómo controlar y prevenir los ataques de ira en los niños

 

rabieta-infantil

Los ataques de ira en los niños son bastante habituales. Se trata de una situación bastante complicada que muchos padres no saben manejar de manera acertada. El nerviosismo por ambas partes hace que muchas veces la cosa se descontrole provocando consecuencias negativas y poco deseables. Acto seguido te damos algunas pautas para que puedas prevenir dichos ataques de ira y la mejor forma de controlarlos.

Los ataques de ira en los niños

Si eres padre o madre habrás vivido muchos ataques de ira por parte de tu hijo. El niño no consigue lo que quiere y se pone a gritar a patalear. Este tipo de conducta es bastante normal en casi todos los niños por lo que no debes preocuparte en exceso. A los adultos también les pasa con la diferencia de que saben controlar ciertos impulsos. Con el tiempo y siguiendo una serie de pautas se puede conseguir que dichos ataques de ira vayan a menos y afrontarlos de la mejor manera posible.

Consejos para poder controlar los ataques de ira por parte de los niños

Pon mucha atención a los siguientes consejos que te permitirán controlar las explosiones de ira que pueda sufrir tu hijo:

  • Lo primero que debes hacer es calmarte e intentar hablar con tu hijo para saber lo que le ocurre.
  • No debes tomarte dicho ataque como algo personal. El pequeño no sabe controlar sus sentimientos y necesita tu ayuda para poder hacerlo.
  • El estado emocional de tu hijo es bastante importante en lo que a los ataques de ira se refiere. Es por ello que es bueno que hables con él sobre sus emociones.
  • Si el niño está muy nervioso, no debes atosigarle. Deja unos minutos para que se calme y entonces puedes empezar a hablar para saber lo que ha sucedido.
  • Una vez transcurra la rabieta o pataleta, no dudes en sentarte con tu hijo y hablar sobre lo que ha pasado. Es bueno analizar la situación y buscar soluciones por si ocurre otra vez.
  • Es aconsejable el enseñarle diferentes formas de relajación, para que intente no ponerse iracundo en un futuro. El contar hasta 10 0 el irse a otra habitación son opciones que tu hijo debe conocer para no enfadarse tan a menudo.
  • Los padres deben de dar ejemplo en todo momento por lo que no hay que perder en ningún momento los papeles y mantener la calma. Si ve como su padre se enfada y tiene ataques de ira, es posible que repita conducta.

ira

Cómo prevenir los ataques de ira de los hijos

  • Desde que el niño es pequeño es bueno jugar para que pueda aprender a identificar las diferentes emociones que existen. Gracias a ello y con el tiempo, será capaz de reconocer sus propios estados de ánimos.
  • Debes proponerle diferentes alternativas para poder tratar la posible rabia y que conducta está permitida. No es lo mismo el pegar, insultar o escupir que el poder plasmar su rabieta en un libro pintando.
  • Los padres deben evitar en todo momento el usar la negación a la hora de prohibirle algo a su hijo. En lugar de eso es mucho más aconsejable el empatizar con el pequeño e ponerse en su piel. Todos hemos sido pequeños y hemos pasado por esos momentos de pataletas y rabietas. El niño se siente comprendido en todo momento si sus padres comprenden su enfado.
  • En muchas ocasiones los citados ataques de ira se producen en determinados momentos como cuando tiene hambre o está aburrido. Antes de llegar a dicho momento tan crítico es bueno prevenir tal conducta.

Las rabietas y las pataletas son algo habitual en los niños y es por ello que los padres no deben perder los papeles ni ponerse demasiado nerviosos. Hay una serie de pautas que te pueden ayudar a prevenir dichos ataques de ira y evitar llegar a una situación extrema e incontrolable. En el caso de que llegue ese momento iracundo en el niño, hay que calmarse e intentar arreglar la situación de la manera más tranquila posible.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.