Cómo deben actuar los padres ante la actitud desafiante de sus hijos

enfado

No es algo anormal que un niño llegue a desafiar a sus propios padres. Al llegar a una determinada edad, el niño se niega a aceptar ciertas normas en la casa. No tiene que ver para nada la educación y crianza recibida por parte de los padres. La actitud desafiante es algo habitual en muchos niños y te contamos como es la mejor manera de manejar dicha conducta.

El desafío de los hijos a los padres

Muchos padres se preocupan por el hecho de observar como sus hijos muestran una actitud desafiante continuamente. El no aceptar las nomas y ciertas responsabilidades, hace que muestren de manera habitual una conducta desafiante frente a sus padres. Acto seguido te contamos el por qué ocurre ello y cómo manejarlo o darle solución.

Lo primero que debes saber es que el niño muestra una actitud desafiante como parte de su desarrollo. Es algo normal por el que pasan todos los niños durante una etapa de su vida. Por tanto los padres, no deben preocuparse en exceso ya que no hay mala intención en dicha conducta.

A partir del año de edad y hasta los tres años, los niños están continuamente desarrollándose y creciendo por lo que es normal que vayan mostrando diferentes conductas. Es normal que estén continuamente explorando para poder aprender. Tienen que experimentar, aunque ello conlleve el realizar ciertas actitudes reprobables por parte de los partes.

Necesitan aprender todo lo que esté relacionado con el estado emocional. Habrá momentos por tanto en los que acaten sin más las normas de la casa y otros casos en los que prefieran no hacer caso a sus padres y mostrar en todo momento la citada conducta desafiante.

Qué deben hacer los padres ante el desafío de sus hijos

Ante dicha conducta, los padres deben seguir una serie de pautas que ayuden a mejorar la relación con su hijo:

  • No hay que enfadarse ya que es algo que no hacen de una manera consciente. Los padres deben en todo momento el mantener la calma y no saltar a la mínima.
  • Antes de decir alguna tontería es mejor pensar las cosas. Recuerda que es algo normal en el desarrollo del niño y no tiene intención de hacerte daño.
  • Debes empatizar en todo momento y hacerle ver que entiendes como se siente.
  • En el caso de que la actitud desafiante vaya a más y se ponga algo agresivo, es importante no ponerse a su altura del propio niño. Es aconsejable el esperar unos minutos a que se le pase el enfado. Acto seguido es bueno el ir hacia el niño y abrazarlo para que se calme lo más pronto posible.
  • Un consejo bastante efectivo consiste en anticiparse a las cosas que después pueda hacer mal el niño. De esta manera no te pondrás demasiado nervioso ante la conducta desafiante del pequeño. Es bueno el adaptar dentro de las posibilidades la casa a los niños y así evitar continuas discusiones.
  • Muchas veces la conducta desafiante de los pequeños se debe en gran medida a los padres. Hay maneras de decir las cosas que no son las adecuadas ni las correctas, por lo que es bastante normal que el niño responda de mala manera. Hay que saber pedir las cosas, sobre todo por el que tienes delante no es un adulto sino un niño de corta edad.

En definitiva, no hay que preocuparse por la conducta o actitud chulesca que puedan tener los peques a cierta edad. Es algo normal en su desarrollo y que desaparecerá con el paso del tiempo. Los padres deben saber en todo momento como manejar la situación darle la importancia necesaria. Hay que ponerse en la piel del niño y saber que está experimentando en todo momento. La calma y la paciencia por parte de los adultos es clave a la hora de que dicha conducta nunca traspase los límites y vaya a más.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.