Cómo educar en igualdad de género

coeducación igualdad género
Educar en la igualdad de género es uno de los grades retos de la sociedad. Eliminar los estereotipos de género es uno de los compromisos que se traslada a cada una de las familias, centros educativos y otros ámbitos de la realidad. Es evidente que la desigualdad entre hombres y mujeres aún permanece y tiene consecuencias negativas en los ámbitos personales, familiares, sociales, laborales, etc.

Por tanto es fundamental educar en la igualdad de género y para ello es necesario actuar sobre la sensibilización y la prevención. Este esfuerzo tiene que ser colectivo, por parte de las familias y las escuelas, y lo más temprano posible. La educación en igualdad de género ya se ha incorporado en la etapa infantil y primaria, es lo que se ha llamado coeducación.

Educar en igualdad de género es coeducación

igualdad género

Educar en igualdad de género es el camino para erradicar situaciones de discriminación por cuestiones de sexo en el futuro. Y es importante hacerlo desde edades muy tempranas, ya desde la educación infantil. De pequeños, los niños y las niñas no tienen prejuicios sobre las personas.

La coeducación, la educación en igualdad de género, es, junto a la interculturalidad, el respeto al medio ambiente o la normalización del idioma extranjero algunos de los aspectos que han cambiado la política y las estrategias educativas para que las nuevas generaciones estén adaptadas a los cambios del nuevo siglo.

Los y las docentes van a ser unas figuras claves a la hora de ejecutar la prevención y sensibilización de la igualdad de género entre el alumnado. Por un lado son transmisores de valores como el respeto, la tolerancia o la igualdad dentro del aula, y por otra, la capacidad para estimular la reflexión y la crítica sobre la discriminación de género.

Herramientas de la coeducación en el aula

libros infantiles sobre igualdad

En la actualidad hay muchos recursos y herramientas para la educación en igualdad de género en las aulas. Pero lo primero es tener docentes bien formados en materia de género, e incorporar la perspectivas de género en los programas, y en los contenidos educativos propios de cada especialidad.

Algunas de las herramientas que se pueden usar en el aula es el uso de libros, literatura infantil, basados en la igualdad. Estos rompen con los esquemas clásicos de princesas y príncipes azules. Además hay diccionarios online coeducativos, muchas guías sobre el uso no sexista del vocabulario, y propuestas metodológicas sobre educar en igualdad, publicadas por distintas instituciones y organizaciones que ofrecen una serie de materiales de apoyo.

Más allá del uso de herramientas de ayuda, hay que implantar en el centro estrategias de participación igualitaria entre mujeres y hombres, asignación de responsabilidades, evitar que se clasifique o reparta al alumnado por su género, fomentar juegos y/o juguetes neutros que promuevan la cooperación. Todo ello no tiene resultados si no se cuenta con la colaboración de las familias.

Educar en la igualdad de género en casa

Pasar la tarde ayudando en casa

La educación se entiende como un plan integral en el que la familia en tan activa como el aula. Los padres y las madres deben fomentar en casa los valores de igualdad y respeto. Para ello hay que prestar atención a los gestos, formas de expresión y actitudes. Se debe cuidar el lenguaje, evitar comentarios sexistas y los estereotipos de género. A veces se tienen tan interiorizados los micromachismos que son difíciles de identificar.

En la familia se deben fomentar valores positivos basados en la no discriminación, ser equitativos en el reparto de tareas domésticas, que sea correspondiente a la edad y maduración de los niños y niñas, sin tener en cuenta su sexo. Debemos eliminar o evitar los prejuicios sexistas que tenemos sobre los juguetes, ropa u diferentes objetos.

Es importante ofrecer actividades de ocio inclusivas, los pequeños deben tener la oportunidad de conocer todos los deportes, y participar en las actividades que les gusten, sin que estén condicionados por su sexo. Por último tengamos presente que hay diferentes tipos de familia, monoparentales, heterosexuales, adoptivas…y que la nuestra es una más de ellas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.