Cómo enseñar a un niño a escuchar a los demás

Enseñar a los niños a escuchar

Enseñar a un niño a escuchar a los demás es fundamental para que puedan aprender a comunicar. Algo que parece esencial en muchas ocasiones se pasa de largo. Se enseña a los niños a hablar, a leer, aprenden vocabulario y todo tipo de herramientas con las que comunicar. Pero no siempre se enseña algo tan importante como escuchar a los demás y con el tiempo, todo se vuelve un gran problema.

Como todo, este aprendizaje debe comenzar en la infancia. Los niños pequeños son esponjas, no es una mera forma de hablar, es un hecho probado. El cerebro de los niños se termina de formar hacia los 6 o 7 años y hasta entonces es altamente maleable. A partir de esa edad es más difícil asimilar conceptos, el cerebro tiene que trabajar más para ello. Por lo que es fundamental aprovechar al máximo esa capacidad cerebral de los niños más pequeños

Enseñar a un niño a escuchar

En aprender a escuchar existe una gran dificultad, y es que para ello hay que tener ganas y tiempo. Para los niños siempre hay algo más divertido que escuchar a los demás, a no ser que se trate de algo que realmente capte su interés. El problema es que la escucha es una habilidad fundamental para el desarrollo de la capacidad de comunicar, y en la escucha, no siempre existe el factor clave que es el interés.

Por ello es muy importante enseñar a un niño a escuchar a los demás desde pequeño, con actividades y juegos que le permitan desarrollar esa habilidad desde el juego. Con técnicas que te ayudarán a captar la atención del niño y con las que poco a poco irá entrenando su cerebro y su conciencia para saber escuchar a los demás. Estas son algunas claves para enseñar a un niño a escuchar a los demás.

El poder de las palabras

Las palabras tienen el poder de atraer la atención de una persona o un niño en este caso, de la misma forma que elegir mal la palabra pueda hacer que pierda el interés de forma inmediata. Si se trata de niños muy pequeños, lo mejor es utilizar frases cortas, con palabras que el niño conozca y pueda asimilar rápidamente. Utiliza términos que generen interés, el color favorito, la comida que más le guste, un plan que tiene muchas ganas de hacer, son algunos ejemplos.

Sin interrupciones

A los adultos nos molesta mucho que se nos interrumpa cuando estamos hablando, algo normal porque es una falta de respeto terrible. Ahora pregúntate algo y respóndete con total sinceridad, ¿sueles interrumpir a tus hijos cuando hablan? Seguramente has respondido que sí, porque es algo que hacen los padres sin ser conscientes de ello. Pero se trata de primero, una falta de respeto hacia el niño y segundo, una total contradicción si queremos conseguir que no interrumpa a los demás cuando hablan.

Nada de distracciones

Para captar la atención del niño es fundamental eliminar cualquier cosa que pueda generar distracción. Ya sea una conversación importante o tan solo leer un libro, es esencial que el niño esté totalmente concentrado. De lo contrario, perderá el hilo y le costará mucho escuchar mientras hablas. Colócate a su altura, mírale a los ojos y muestra interés por cada una de sus palabras, así como esperas que haga el niño con las tuyas,

Juegos para aprender a escuchar

Uno de esos juegos de toda la vida que no podía faltar en las fiestas y reuniones de amigos era, el teléfono escacharrado. Una actividad perfecta para trabajar la escucha activa con los niños. El juego trata de escuchar una pregunta que dirá uno de los jugadores. Después hay que responder a otro jugador, pero sin decir cuál es la pregunta. El objetivo del juego es crear una frase totalmente sin sentido, divertida y loca. Una actividad perfecta para pasar una tarde de juegos con los niños y enseñarles así a escuchar a los demás.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.