Cómo estimular la mente de tu bebé

Juegos de bebés para pasarlo en grande todos

Los padres son fundamentales en todas las etapas de la vida, pero son determinantes en las primeras. A ellos les toca la tarea de estimular al bebé desde recién nacido, para que su mente se desarrolle, al igual que su cuerpo, de la mejor manera posible.

La estimulación temprana es una corriente de crianza en la que se aprovecham los momentos claves del crecimiento del bebé para mejorar su desarrollo. Son una serie de ejercicios y técnicas de estimulación que, en un principio se habían desarrolado para bebés con discapacidades, pero que se ha demostrado pueden estimular la mente de cualquier bebé.

Técnicas para estimular la mente de un bebé

sonajeros para los bebés

Hay cierta controversia sobre si la estimulación temprana favorece o no la mente de un bebé en un ambiente estable. Lo que sí está confirmado es que estas técnicas de ejercicios físicos, visuales, auditivos y de lenguaje, sí son efectivos en bebés prematuros, en los que nacen con discapacidades, y en bebés en ambientes de riesgo.

Las imágenes de la mente del bebé son las que han permitido a los científicos determinar qué parte del cerebro se está desarrollando. Y proponen estimularla hablándole, cantándole y leyéndole, por ejemplo, en el periodo en que estas áreas están estableciendo conexiones. Así el bebé creará más conexiones neuronales y por tanto tendrá más capacidades intelectuales cuando crezca.

Sea como sea lo que todos los estudiosos están de acuerdo es que estos ejercicios deben ser en forma de juego, natural, y con los padres. El vínculo afectivo con ellos es más importante que la actividad en sí. Y recuerda que cada bebé es diferente y se desarrolla a su propio ritmo. No trates de marcarle ninguno.

Estimular la mente del bebé durante los 3 primeros meses

Juegos de bebés para pasarlo en grande todos

Durante el primer mes la mayoría de los bebés ya levantan la cabeza, responden a los sonidos y miran las caras que los rodean. Así que puedes empezar a jugar con él desde el principio. Las madres y padres lo han hecho de manera natural e instintiva, y ahora los estudios científicos demuestran la importancia de estos juegos.

Puedes hablar con el bebé haciendo diferentes sonidos, cantarle, usar marionetas de dedos. Nunca está de más hablar al bebé, conocerá vuestra voz y el tono con el dices las cosas. En el segundo mes los bebés ya mantien la cabeza erguida en periodos cortos, sonríen y levantan los hombros. Es el momento de que tengan juguetes colgantes y traten de coger los objetos, mostrarle los colores o hacerle volar.

Ya al tercer mes tu bebé reconoce tu rostro y se voltea cuando está acostado en el suelo. Puedes jugar con él a golpear un tambor, o hablar por teléfono. También es el momento de jugar con las texturas, rugosas, suave, y el olfato. Muchas veces olvidamos que los niños huelen, y puedes poner olores gustosos en su habitación.

Consejos para estimular a tu bebé

Juegos en el baño

Si habéis optado en serio por la estimulación temprana de vuestro bebé, debéis tener claro que esta exige una cierta dedicación al día. Te damos algunos consejos para llevarla a cabo:

  • Respeta el tiempo de respuesta del bebé. Elige un momento tranquilo para jugar con él. Prepara el ambiente con lo que vas a necesitar y céngtrate en el niño. Procura tener al alcance objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean, seguros.
  • Los juegos deben ser placentero para todos los que participen en él. Si tienes niños de edades parecidas juega con todos. Estos juegos deben ir acompañados de canciones, palabras y sonrisas. Deben estar repletos de cariño y dulzura. Así que si estás cansada, mejor no te pongas con ellos.
  • No utilices las pantallas cuando el niño se aburre. A los bebés les hipnotiza la pantalla por la animación. Los colores, los sonidos y el movimiento realmente estimulan a los pequeños, pero si les cantas o les cuentas un cuento tendrás el mismo efecto sobre ellos.

Un bebé con una mente estimulada será más feliz que uno que se aburre, pero esto no significa que el mismo niño no encuentre su estímulo. Obsérvale y proporciónale lo que más le interesa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.