Cómo preparar un biberón con cereales para un bebé de 4 meses

Cómo preparar un biberón

Cuando llega el momento de preparar el biberón con cereales para el bebé pueden surgir muchas dudas. Preguntas en cuanto a la cantidad de cereales, la leche, el agua, la temperatura, etc. Primero de todo, es muy importante no comenzar con la alimentación complementaria sin consultarlo antes con el pediatra, especialmente si el bebé tiene menos de 6 meses.

Lo habitual es que la lactancia materna, o artificial en su defecto, sea el alimento exclusivo del bebé hasta los seis meses. Sin embargo, existen circunstancias concretas en los que el pediatra puede recomendar comenzar antes. Cuando esto ocurre, el primer alimento que se introduce por lo general son los cereales. Veamos cómo se preparan y qué tienes que hacer para preparar un biberón con cereales para un bebé de 4 meses.

El biberón con cereales, cómo se prepara

El primer alimento que prueban los bebés después de la leche son los cereales. Esto es porque son el alimento que mejor se digiere y con el que el sistema digestivo del bebé se prepara para asimilar otro tipo de alimentos. En el mercado puedes encontrar todo tipo de cereales, marcas para todos los gustos y bolsillos, sabores, ingredientes, etc. Aunque la realidad, es que los cereales para bebés no son estrictamente necesarios.

Los alimentos que se comercializan para bebés, como los cereales o galletas específicas para ello, por mucho que se presenten como ecológicas, sin azúcares añadidos, etc, en su mayoría contienen edulcorantes escondidos. Sustancias que en realidad no son favorables y que el organismo del bebé no necesita. Por ello, siempre que sea posible es recomendable preparar los cereales de forma natural en casa, lo que además supone un importante ahorro económico para las familias.

En esos envases de cereales preparados no debería haber más que el propio cereal, aunque no es así. La cuestión es que si quieres que tu bebé se alimente de la forma más natural posible, tan solo tienes que preparar tú misma todos sus alimentos. Eso incluye los preparados de cereales, porque solo necesitas avena, arroz, maíz y cuando empiece con el gluten incorporar el trigo, la cebada, el centeno o la quinoa.

En biberón o en papilla

Por otra parte, aunque antiguamente se preparaban los cereales en biberón sin cuestionar, hoy en día se recomienda la introducción a los alimentos en papilla, con cuchara y sin tener que pasar por el biberón. ¿Por qué razón? Porque así el pequeño no tiene que pasar por diferentes procesos cada pocos meses. Tanto para bebés que se alimentan con leche materna, como los que lo hacen con biberón.

Para los que toman lactancia materna no es necesario que se acostumbren a la facilidad del biberón, porque eso podría incluso interferir en la lactancia. En cuanto a los que toman biberón, empezar a tomar otros alimentos con cuchara supone un importante hito en el desarrollo. La comida está más rica, sabe mejor porque se elimina el sabor de la tetina y el bebé disfruta más.

Cómo se prepara un biberón de cereales

A la hora de preparar el biberón o la papilla de cereales, debes tener en cuenta algunos consejos muy importantes. Primero debes asegurarte de tener las manos muy limpias, tener los utensilios de cocina bien desinfectados y evitar que los alimentos entren en contacto con diversas superficies. A continuación hay que seguir estos pasos para preparar el biberón de cereales:

  • Si vas a usar leche materna, extrae una cantidad suficiente como para preparar un biberón de unos 150 o 180 mm de leche, que no es necesario calentar.
  • En caso de que la leche esté refrigerada, tendrás que calentarla primero.
  • Añadir los cereales a la leche. La cantidad en este caso dependerá de los gustos del bebé, porque al contrario de la leche de fórmula no es necesario añadir una cantidad exacta. Prueba con un par de cacillos al principio, para que el bebé se vaya acostumbrando al sabor. Observa su reacción y si le gusta, podrás añadir más cuando se los quieras dar en papilla con cuchara.

Para terminar, recuerda que si en lugar de usar leche vas a mezclar los cereales con agua, tendrás que hervirla previamente si usas agua del grifo. En caso de que el agua sea mineral, no será necesario y podrás hacer la mezcla directamente.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.