Cómo promover hábitos saludables en niños pequeños

hábitos saludables

Nada hay más importante que la salud, y en estos tiempo lo estamos aprendiendo. Para tener una buena salud es imprescindible tener hábitos saludables. No hay lo uno sin lo otro. Los hábitos de vida saludables se adquieren desde pequeños, exagerando un poco, empezando con la lactancia materna.

Si les enseñamos a nuestros hijos a tener un estilo de vida y hábitos saludables, estos le acompañarán el resto de su vida. Para los niños pequeños los padres y la familia son el espejo en el que se miran. Por tanto debemos empezar por hacer lo que predicamos. Te damos ahora algunas ideas de cómo promover estos hábitos.

Cómo introducir hábitos saludables en los pequeños

alimentos saludables

Está claro que los niños aprenden con el ejemplo. Es imprescindible que los más pequeños vean una correlación entre lo que el adulto, en este caso la mamá, dice que hay que hacer y lo que ella misma dice. Si quieres que coma 5 piezas de fruta tendrá que verte comerlas a ti también. Comparte con el pequeño o la pequeña esos momentos.

Otra manera de introducir los hábitos saludables son los juegos. Con la gamificación del aprendizaje, desaparecen las connotaciones negativas que el niño pudiera llegar a tener sobre ese hábito positivo, como por ejemplo que le resulte aburrido o cansado. Hacer ejercicio, es más divertido si se plantea como una actividad deportiva con amigos.

Los expertos recomiendan hacer una implantación gradual de cualquier rutina. El cerebro humano, y el del niño pequeño lo es, adora los atajos y ahorrar esfuerzo, por ello los rituales son la herramienta ideal para instaurar la nueva costumbre. Irse a la cama a una hora determinada, después de haber escuchado o leído una historia, será más fácil de llevar que si le imponemos una hora para dormir.

Consejos para promover hábitos de buena alimentación

platos divertidos y saludables

En el tema de la alimentación sana y equilibrada, tan importante para el desarrollo de nuestros hijos es fundamental que desde pequeños los habituemos a ello. Empieza a incluir una gran variedad de alimentos en su rutina, educándoles a descubrir sabores y texturas. Además, ten presente que alimentarse se conecta con las emociones, haz que sentarse en la mesa sea un momento agradable.

Nutriplato es un método ideado por la marca Nestlé, te lo puedes descargar de Internet, para planificar las comidas y las cenas de los niños. Y con su recortables y puzzles, enseñarás jugando a los peques la base de una alimentación saludable. A los más pequeños puedes taparles los ojos y con el tacto, olor o sabor adivinar qué alimentos le estás dando.

Para conseguir el hábito de una buena hidratación se recomienda que los más pequeños lleven una botella de agua mineral, o ponerla junto a sus juguetes. Debes saber que la deshidratación conlleva efectos negativos sobre la tolerancia y el rendimiento, y en sus funciones cognitivas.

Promover buenos hábitos de comportamiento

hábitos saludables

Los hábitos saludables de comportamiento, quizás sean los más difíciles de conseguir, pero si tus hijos lo asimilan desde pequeños, ya ni siquiera se plantearán no hacerlo. Es el caso de la higiene, fundamental para evitar problemas de salud. Enséñales a los pequeños a lavarse las manos antes de comer, después de ir al baño, y lavarse los dientes tras cada comida. Te aseguramos que si un niño desde que le salen los dientes, coge una costumbre de lavárselos, no dejará de hacerlo.

Uno de los malos hábitos que, a veces las madres fomentamos, es el contacto con las pantallas. No se trata de negárselas sino de establecer un horario en el que hacer uso de la televisión o las pantallas de los móviles. Estos dispositivos son peligrosos porque crean adicción, además los niños pueden acabar desarrollando problemas de espalda o de vista.

Los hábitos saludables implican que el pequeño sepa relacionarse con sus semejantes. Desde los hogares debemos ayudar a los más pequeños a identificar las emociones y superar los miedos y los retos que puedan ir llegando. Y ten presente que ningún niño nace con buenos o malos hábitos, todo el mundo los adquiere y la infancia es la etapa ideal para empezar a desarrollarlos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.