Cómo sacar los mocos a un bebé

Cómo sacar los mocos a un bebé

Los bebés son muy propensos a los resfriados, sobre todo cuando su ambiente diario invita a que desarrolle este tipo de infecciones. Es muy molesto observar cuando padecen mucosidad y los vemos incapaces de poder expulsarlo. Aquí describimos las mejores técnicas para poder sacar los mocos a un bebé de manera eficaz y saludable.

El exceso de mocos en los más pequeños y su taponamiento constante en la nariz es demasiado molesto. Su vida diaria tanto para comer, como para dormir puede ser todo un reto y nosotros debemos ayudar a que se descongestionen. Además, el aumento y no desecho de esta mucosidad puede llevar a derivar a algunos casos de infección como sinusitis u otitis.

Qué debemos saber sobre la mucosidad

Los bebés no pueden de forma independiente eliminar la mucosidad. Todavía son frágiles y sobre todo inexpertos en controlar su sistema respiratorio, no saben expulsar con fuerza los mocos, ni respirarlos hacia dentro, ni controlar cómo respirar bien con la boca. La mejor forma de solventar este contratiempo es ayudarlos a expulsar sus mocos.

Cómo sacar los mocos a un bebé

¿Cómo sacar los mocos a un bebé?

Hay varios métodos con varios mecanismos que ayudarán a que el bebé pueda deshacerse por unas horas de la mucosidad. Un método poco invasivo son los lavados nasales, pero este tipo de práctica u otra dependerá de cada progenitor. Lo ideal es utilizarlos de tres a cuatro veces al día y sobre todo cuando vayan a comer o a dormir, para que lo puedan hacer de forma tranquila.

  • Los lavados nasales consisten en intentar limpiar toda la mucosidad ayudándolo con el suero fisiológico, generalmente se venden en monodosis. Esta práctica es aconsejable hacerla siempre que el bebé esté muy incómodo y sobre todo antes de ir a dormir o cuando va a hacer sus tomas de leche. Se ladeará la cabeza hacia el lado de la fosa nasal que se quiera empezar. Se aplicará el suero y se le incorporará después su cuerpo para que pueda expulsar todo por la nariz. Después se administrará en la otra fosa nasal. Si no se conseguido limpiar bien se puede volver repetir, hasta ver que se reblandece bien y se expulsa.
  • Aspirador nasal eléctrico o la perita son mecanismos que también ayudan. Las peritas son las más usadas desde tiempos remotos dónde se apretará la forma de pera de goma para succionar la mucosidad. Se tapará uno de los lados de la nariz y en el otro aspiraremos con la pera, quedando atrapados los mocos dentro de su cuerpo. El aspirador nasal eléctrico lo hará de forma suave y automática. Se aplicará un poco de suero en el agujero de la nariz y se colocará la punta de silicona del aspirador, de esta forma recogerá de forma segura  y sin hacer daño la mucosidad.

Cómo sacar los mocos a un bebé

  • El aspirador nasal de cánula también funciona muy bien. Se colocará un poco de suero fisiológico en la entrada de las fosas nasales y se procederá a colocar la cánula en una de ellas. En el otro extremo del tubo un adulto tendrá que aspirar hacia dentro para poder retirar la mucosidad. Su mecanismo está diseñado para no aspirar de forma brusca y que todas las secreciones queden retenidas en medio del tubo.
  • Las pinzas nasales son otra forma de utilidad cuando se quiere quitar algún tipo de moco mucho más difícil de extraer por su tamaño o sequedad. Son seguros y diseñados para que no hagan daño sus pinzas ni se puedan introducir demasiado en su nariz.

Es importante observar al bebé para que no se le complique su resfriado. En principio pueden ser mocos sin mayor importancia, pero con el tiempo puede llegar a derivar en algo mayor. Para ello, observa que sus mocos no duren mucho más allá de 10 días y que no se tornen a verdosos o que tengan una consistencia espesa y amarillenta. Si además aparece fiebre durante más de 3 días o dolor de oídos habrá que acudir al pediatra.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.