Cuándo hay sospecha de embarazo anembriónico

embarazo-anembrionico

Un embarazo anembriónico es un tipo de embarazo sobre el que muchas mujeres desconocen hasta que les ocurre. Solo aquéllas que han vivido la experiencia escuchan a otras mujeres sobre este tipo de embarazo que es más frecuente de lo que muchos suponen. ¿De qué se trata este tipo de embarazo y cuándo hay sospecha de un embarazo anembriónico?

Si estáis pensando en tener un bebé, debéis saber que la naturaleza hace magia cuando un espermatozoide se une a un óvulo y dan lugar a un fuerte embrión que crece sano en el cuerpo de una mujer. Es un verdadero milagro que se da dentro de una estadística en la que no faltan los intentos fallidos. Y los embarazos anembriónicos están, lamentablemente, dentro de la estadísticas de embarazos que no llegan a buen puerto. Pero veamos qué son y por qué ocurren.

Qué es un embarazo anembriónico

Tal y como lo describe la propia palabra un embarazo anembriónico -también conocido como embarazo anembrionado- es nada menos que un embarazo sin embrión. Sí, habéis leído bien: es posible quedar embarazada pero también es posible que no haya embrión. ¿Cómo es esto? El cuerpo humano es una maquinaria perfecta pero dentro de lo que es la naturaleza el organismo también está diseñado para eliminar aquéllo que promete estar fallado. Y eso es precisamente lo que ocurre en el caso de los embarazos anembriónicos.

embarazo-anembrionico

De las muchas fecundaciones que pueden sucederse a lo largo de la vida, no todas son las mejores. Hay embriones que, por simple cuestión de selección natural, presentan fallas de origen. Entonces el cuerpo opta por deshacerse de estos embriones que nunca darían lugar a un embarazo a término. Aquellos embriones que presentan alteraciones cormosómicas no continúan su desarrollo. Si bien existen en tanto se produce la fecundación y el espermatozoide se une al óvulo, luego y durante el proceso de división celular posterior a la fecundación, este huevo fecundado muere sin llegar a madurar. El embarazo entonces queda a medio camino…

¿Hay un embarazo?

Pero, si esto es así, ¿por qué se dice que la mujer está embarazada? Y aquí está el quid de la cuestión. Se dice que hay un embarazo porque el cuerpo da inicio a un proceso orgánico y hormonal ni bien se produce la fecundación. A pesar de que esa fecundación luego no prospera, el organismo ya ha iniciado su proceso para alojar al futuro embrión por lo que se considera que hay un embarazo. Sin embargo es un embarazo falso o, mejor dicho, un embarazo en el que no hay embrión.

La revolución hormonal ha comenzado y el útero comienza a prepararse para alojar al feto…pero al no haber embrión es un falso embarazo. En algún momento de este proceso, el cuerpo detectará esto y el proceso hormonal se detendrá, sólo que hay un desfasaje de tiempo hasta que esto ocurre. Es entonces cuando los resultados de los tests caseros dan positivo (pues la hormona que detectan los tests presenta altos niveles) aún sin haber un embrión bien formado.

Poco a poco los niveles hormonales irán bajando y se dejará de detectar la alta presencia hormonal pero en tanto esto ocurre la mujer es considerada como embarazada.

Cómo darse cuenta

Es difícil advertir un embarazo anembriónico hasta el momento que aparecen los primeros síntomas. Y por lo general son pequeñas manchas de sangre que no siempre tienen que ser fuertes y de color rojizo. Ante este indicio lo mejor es ir al médico para que realice una ecografía. Solo así será posible determinar si hay o no un feto en el saco gestacional.

En el caso de los embarazos anembriónicos, debido a la carga hormonal tanto el test como el análisis de sangre da positivo pero en la ecografía no hay bebé alguno Por lo general, si bien los análisis dan positivo la carga hormonal es más baja que la habitual, este es potro indicio de que algo no va bien. El siguiente paso en el caso de que no se detecte un embrión es realizar una segunda ecografía a la semana a 10 días. De esta forma, se eliminan posibilidades pues podría haber alguna posibilidad de que el feto no se haya detectado por ser aún demasiado pequeño.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.