Cuándo se le puede dar agua a un bebé

agua en los bebés

El agua es un elemento imprescindible para nuestras vidas. Es igual de beneficioso tanto para los bebés, niños y adultos, pero a veces no  sabemos de las consecuencias de cómo debemos de tomarla, en cualquiera de las distintas etapas de la vida. Su suministro puede acarrear consecuencias serias que no llegamos a entender muchas madres.

Sabemos que no se le puede dar agua a un bebé hasta que no haya cumplido 6 meses de vida. El hecho y la teoría de por qué tenemos que esperar hasta que cumpla esa edad tiene sus motivos estudiados y respaldados. En el artículo de hoy te explicaremos cuando se les puede dar agua y cuales son sus consecuencias.

¿Cuándo se le puede dar agua a un bebé?

Es recomendable introducir el agua cuando cumplan los 6 meses de edad. Este dato tiene su explicación ya que a esa edad tienen una alimentación más sólida y complementaria. Ya no beben tanta leche y por lo tanto necesitan un aporte líquidos extra para hidratarse.

Los niños que no siguen una lactancia y toman leche de formulación hacen muchas menos tomas a lo largo del día y es probablemente que necesiten un aporte extra de agua. Hay que ir introduciendo poco a poco su consumo y no por obligación, ya que el bebé irá demandando según vaya necesitando.

¿Por qué no puedo dar agua a un bebé antes de los 6 meses?

Los bebés necesitan hidratarse llegando a consumir un aporte equivalente a unos 700 ml de agua hasta el sexto mes de vida. Lógicamente no les estamos dando agua, sino que se lo estamos suministrando a través de la leche materna o leche artificial.

Si suministramos agua les estaríamos quitando el aporte de nutrientes que necesitan para su desarrollo. Los bebés se sienten llenos con cualquier líquido que tomen, si sustituimos la leche por el agua se sentirán igualmente satisfechos y no estaremos aportando su dosis de nutrientes y energía.

Los bebés necesitan mucho más aporte de hidratación que los adultos

Los bebés necesitan de un 10 a un 15% de agua de su peso corporal todos los días. Los adultos tan sólo necesitan alrededor de un 4%. Si hacemos la comparación nosotros necesitaríamos beber agua el triple de cantidad diaria recomendada.

La toma de este aporte de agua ya se lo estamos haciendo llegar a través de la leche y por lo tanto no necesitan beberlo. Por lo tanto hasta los seis meses de edad no necesitan nada más que su leche.

agua en los bebés

¿Qué sucedería si les damos agua?

Aparte de no dar ningún tipo de nutriente, si sustituimos el alimento por agua puede acarrear consecuencias comprometidas para su salud. Puede producir desnutrición y tiene su lógica. Su estómago es tan pequeño que enseguida se sacia. Si les damos agua en vez de leche no les estamos alimentando correctamente, por lo que llegan a alimentarse de forma incorrecta. Esto puede acarrear a un incorrecto desarrollo de su crecimiento.

Otros riegos que puede manifestar es una posible diarrea, ya que si no se suministra agua mineral y descontaminada puede producir esta afección. Algunas madres optan por dar agua sin embotellar y todavía sus cuerpos no están preparados para afrontar los contaminantes que se presentan.

Otra forma de sufrir otro trastorno es cuando pueden presentar un nivel bajo de sodio en su sangre, sus riñones no están suficientemente maduros para afrontar su consumo. Es la conocida Hiponatremia. Su cuerpo no está preparado para tomar agua por lo que se pueden presentar náuseas, convulsiones y vómitos, incluso en algunas circunstancias puede provocarse el coma.

Se puede incluso mostrar síntomas de una hiperhidratación por lo que llegan a sufrir somnolencia, hinchazón en la cara e incluso puede bajar su temperatura corporal a 36°.

Si quieres saber más de cómo llevar una buena hidratación entre niños y bebés lee este otro artículo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.