Cuidado de los pies en los niños, cómo evitar que cojan hongos en verano

Durante el verano, aumentan los riesgos de padecer diversos problemas en los pies, entre los que se encuentran los hongos. Generalmente, este tipo de enfermedades se suelen asociar con las personas adultas, sin embargo, en algunos casos los niños son más vulnerables frente a este tipo de alteraciones. Por ello, es muy importante extremar los cuidados en los pies de los niños durante el verano para evitar los hongos, y cualquier otra afección.

Cómo cuidar correctamente los pies de los niños

Según los especialistas, los niños deben ir siempre calzados para evitar no solo el contagio de hongos, sino que también golpes que pueden producirse al chocar con los muebles que se tienen en casa. El calzado de los niños debe ser apropiado, fabricado en materiales nobles como la piel, con materiales frescos como el algodón, que permita la transpiración y evitar el exceso de sudoración.

Hongos en los pies

Las chanclas de goma que se suelen utilizar en verano, no son apropiadas para los niños puesto que no están fabricadas con las recomendaciones descritas. Aunque a veces se suelen utilizar, no se debe abusar puesto que caminar con ese tipo de calzado, puede producir daños en la estructura del pie del niño. Por lo tanto, se deben utilizar lo mínimo posible, es decir, para caminar en la piscina o en la playa.

Además de elegir el calzado apropiado, para que los pies de los niños estén siempre bien cuidados y protegidos, es esencial mantener una correcta higiene diaria. Es fundamental asegurarse de que están siempre bien secos, tanto por las zonas visibles como entre los dedos. El corte de las uñas también influye en la salud de los pies, por lo que deben mantener siempre bien cuidadas y los pies hidratados.

Los hongos en los pies

Alguno de los síntomas de los hongos en los pies son:

  • Descamación
  • Enrojecimiento
  • Picor
  • Ampollas 
  • Alteraciones en la piel
  • Mal olor

Si observas alguno de estos síntomas en los pies de los niños, debes acudir al médico lo antes posible. El especialista deberá averiguar qué tipo de hongo se trata para poder aplicar un tratamiento adecuado. Es decir, no debes utilizar ningún medicamento ni tratamiento que no haya sido recetado por un médico, especialmente cuando se trata de niños.

Normalmente los hongos de los pies se tratan con fármacos de uso tópico, es decir, productos en crema que se aplican directamente sobre la piel. En algunos casos y dependiendo del tipo de hongo, también es posible que el médico recete algún fármaco de uso oral. Pero en cualquier caso, debes acudir a la consulta del médico para que sea este quién especifique el mejor tratamiento en el caso en concreto.

Medidas preventivas

La mejor manera de evitar los molestos hongos en los pies, es con una buena prevención. Los hongos encuentran en las zonas húmedas su hogar ideal y es ahí donde proliferan. Por lo tanto, mantener una buena higiene corporal, mantener los pies siempre secos, hidratados y bien cuidados, es la mejor manera de evitar que aparezcan estos molestos visitantes.

También es muy importante evitar que los niños anden descalzos, especialmente cuando se encuentran fuera de casa o de un entorno conocido y bien aseado. En ningún caso deben andar descalzos en zonas de uso común, como el suelo de las piscinas que además está siempre lleno de agua. Tampoco por las zonas ajardinadas, ni los pasillos de las zonas comunes del edificio.

Acostumbra a los niños a utilizar cada uno una toalla diferente, ya que compartir las toallas suele ser un foco de contagio. Y a la hora de aplicar la protección solar, no te olvides de aplicar también en los pies de los niños. La zona del empeine es muy delicada y suele quemarse con frecuencia, aplica también la crema entre los dedos, en los laterales e incluso en la planta del pie.

Elije siempre el calzado adecuado para cada ocasión, si los niños van a practicar deporte deberán usar un calzado deportivo apropiado. En otros casos, opta siempre por zapatos de calidad, fabricados en materiales respetuosos con la piel de los niños y que les permitan realizar sus actividades si sufrir ningún tipo de afección o daño en sus pies.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.