Problemas comunes en la piel de los bebés

Acné del lactante

La piel de los bebés es extremadamente delicada y es muy frecuente que suela presentar diversos problemas. Muchos de ellos desaparecen a medida que el pequeño crece, pero es importante conocerlos para poder tratarlos de la manera más adecuada. El pediatra será quién determine cuál es el problema que tiene tu bebé en la piel, ya que aunque los síntomas pueden ser parecidos, tanto las causas como el tratamiento son completamente distintos.

Por lo que es fundamental no proceder de ninguna forma sin que antes el especialista haya revisado al bebé. En muchos casos, no es necesario el tratamiento y es suficiente con seguir algunas recomendaciones. Veamos cuáles son los problemas más frecuentes en la piel de los bebés. De esta forma podrás reconocer mejor los síntomas y podrás estar alerta ante cualquier cambio.

La dermatitis atópica

Bebé con dermatitis facial

Cada vez son más los casos de bebés que padecen de piel atópica, un problema cutáneo del que se desconoce la causa exacta. La dermatitis atópica se diferencia de otros problemas de piel porque se manifiesta en forma de eccema, este produce enrojecimiento, sarpullido, descamación y sobre todo, mucho picor y molestias al pequeño.

La dermatitis atópica suele aparecer en los primeros meses de vida y requiere de unos cuidados muy específicos para la piel de los pequeños. En casa debes evitar el uso de detergentes con perfume y lavar su ropa con productos neutros y específicos para pieles delicadas. También es importante que los productos de baño sean específicos y que hidrates muy bien la piel del pequeño.

Es importante que lo vea el pediatra, ya que la dermatitis atópica se presenta en forma de brotes. Cuando esto ocurre, es prácticamente imposible controlar el problema y es necesario el uso de fármacos que debe recetar el médico.

El acné del lactante

En las primeras semanas de vida pueden aparecer unos granitos con cabeza blanca, muy similares a los producidos por el acné juvenil. Este acné está provocado por la influencia de las hormonas maternas que se transfieren a la placenta durante el embarazo. Los granitos desaparecerán de forma natural y no es necesario ningún tratamiento. No obstante, es importante seguir unos buenos hábitos de higiene y no tocar directamente los granitos para no infectarlos.

La costra láctea

Bebé con costra láctea

La dermatitis seborréica o costra láctea, es un problema de piel muy frecuente en bebés lactantes. Suele aparecer por el exceso de sebo y se diferencia por la aparición de unas escamas amarillentas en el cráneo del bebé. La costra láctea suele desaparecer de forma natural y no requiere de tratamiento médico. En casa puedes peinar la cabecita de tu bebé con un cepillo específico para ayudar a eliminar las escamas.

Cuidados en casa

Antes de descartar cualquier posibilidad, es muy importante que acudas al pediatra para que valore el problema en la piel de tu bebé. Aunque en principio ninguno de los problemas mencionados suelen presentar ninguna gravedad, la realidad es que son molestos para el pequeño y es recomendable que estén controlados. Especialmente siendo tan pequeños y que todo puede agravarse de forma imprevista.

Aunque en la mayoría de los casos no es posible evitar que aparezcan estos problemas de piel, puedes seguir algunas recomendaciones para mejorar el estado del pequeño. Estos son algunos consejos que puedes seguir en casa:

  • Mantén las uñas de tu pequeño siempre bien cortadas y limadas, así evitarás que se haga daño ya que intentará rascarse constantemente
  • Utiliza jabones y lociones sin perfumes ni productos químicos, lo más recomendable es que utilices aquellos productos que están recomendados para bebés con pieles delicadas
  • Procura lavar la ropa del bebé por separado, con un detergente neutro y sin utilizar ningún tipo de suavizante
  • Mantén la piel de tu bebé siempre muy bien hidratada, especialmente si tiene dermatitis atópica
  • Cualquier persona que vaya a tocar al bebé, incluida tú misma, debe tener las manos extremadamente limpias. Aunque parece algo obvio, es fundamental para evitar posibles infecciones y que además, su problema de piel ocasional empeore

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.