Efectos negativos del café en el embarazo


Muchas mujeres consumen cafeína antes de quedar embarazadas, e incluso cuando lo están intentando. Pero una de las principales medidas que debes tomar una vez sabes que estás embarazada es abandonar el café. Sí es complicado, pero se puede conseguir. Hay que tener voluntad e ir sustituyendo poco a poco el café por otras bebidas. Para convencerte y que tengas toda la información te contaremos los efectos negativos del café en el embarazo.

Existe la creencia que durante el embarazo se puede consumir cafeína en pequeñas cantidades, pero hay estudios (te lo contamos a continuación) que refutan esto. Además ten en cuenta que la cafeína no sólo está presente en el café sino también en ciertos refrescos, y otros alimentos. De todas estas cuestiones trataremos a continuación.

Relación entre el café en el embarazo y obesidad en la infancia

Obesidad infantil

Uno de los efectos negativos del café publicado en el British Medical Journal, relaciona el consumo de cafeína de la madre, durante el embarazo con un aumento del sobrepeso del niño durante la infancia. Este efecto negativo viene confirmado por el Instituto Noruego de Salud Pública.

Un estudio realizado por este Instituto Noruego señala que: incluso un consumo promedio de cafeína considerado como aceptable, es decir 200 mg al día para las mujeres embarazadas aumentaría la probabilidad de que los bebés acaben teniendo sobrepeso con tan solo tres años, un riesgo que podría aumentar peligrosamente durante el testo de la infancia.

Según señalan estos mismos autores del estudio se ha detectado una relación significativa entre el consumo de cafeína en el embarazo y el exceso de peso y/o altura en la infancia, pero no se sabe si existe una causa directa. Por tanto, la relación detectada entre la cafeína y el sobrepeso de los futuros niños se puede catalogar como débil, pero existe, y puede que esté influida por otros factores. Sea como sea es una puerta que no merece la pena cruzar, porque te vamos a enseñar otros efectos negativos del café, que no querrás tener, y las alternativas que tienes a la cafeína.

¿Eliminar o restringir el café durante el embarazo?


Algunas de las guías que hemos consultado indican que se puede consumir café o cafeína de forma moderada, no sobrepasando los 200 mg al día de dicha sustancia. No obstante, nosotras preferimos recomendarte que elimines por completo le consumo de café. Al principio será duro, si es que eres una adicta al café, y tu cuerpo sentirás la necesidad de tomarlo, pero irá acostumbrándose. Puedes pasarte al café descafeinado, que no está descafeinado al 100%, añade más cantidad de leche, reduce el azúcar, y cuando estés lista abandónalo también.

Recuerda, además que la cafeína, es un estimulante que además de estar en el café se encuentra en otras bebidas como el té, los refrescos, y alimentos como el el chocolate, la nuez de cola. Además también está en las bebidas energéticas y algunos medicamentos de venta sin receta.

Durante el embarazo la eliminación de la cafeína que está presente en tu sangre se retrasa, en el organismo de una embarazada llega hasta 18 horas. Hay estudios observacionales que indican que tomar excesiva cafeína se asocia a riesgo de aborto y otras complicaciones, como la acidez propia del embarazo, restricciones del crecimiento del bebé, parto prematuro o muerte intrauterina.

Alternativas al café si estoy embarazada

Te hemos contado los efectos negativos del café, pero también te queremos dar algunas alternativas a esta bebida a la que, la mayoría de las veces, tenemos una necesidad más psicológica que física. Por ejemplo puedes probar a acostumbrarte a:

  • Infusiones de poleo, tila, manzanilla, boldo, anís estrellado. Las infusiones son digestivas, y resultan ideales para después de las comidas. Además puedes hacerte tu propia combinación de hierbas.
  • La infusión de achicoria tiene un sabor amargo que te puede recordar al del café.
  • Los café de cereales, como el centeno, cebada o malta siguen esta misma línea, y además son nutritivos. Pueden tomarlo también los niños. 

El único té que está recomendado es el de rooibos. Este no contiene teína, que tiene efectos muy similares a la cafeína y, además, fortalece las defensas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.