Ejercicios para relajarse durante el embarazo

Como vimos en el artículo 7 consejos para evitar el estrés prenatal, el ejercicio es un gran relajante durante el embarazo. Ya sabemos que debemos evitar el estrés malo y saber canalizar el estrés que no podamos evitar para que el embarazo se desarrolle de forma favorable. Veamos cuales son los ejercicios para relajarse durante el embarazo que podemos hacer.

Estrés durante el embarazo

Ya hemos visto en el artículo 7 consejos para evitar el estrés prenatal los perjuicios que tiene el estrés en el embarazo, tanto para la mama como para el bebé. Para que no tengamos ningún problema y que todo el proceso del embarazo siga su curso lo mejor posible, debemos dedicar uno o varios momentos al día únicamente para relajarnos. No hay excusas para sentirse mejor y ayudar a nuestro bebé a que se forme correctamente.

Notamos que tenemos ansiedad y estrés en nuestro cuerpo a través de dolores musculares, palpitaciones, dolor de cabeza y cuello… son los síntomas más habituales pero hay muchos más según el grado. Lo ideal es no esperar a tener los síntomas, si no aprender a tomar unos minutos al día para nosotras mismas y ponernos en contacto con nuestro cuerpo. Los síntomas no dejan de ser llamadas a la atención de que algo ocurre, si no les hacemos casos empeorarán. Cuida tu cuerpo por que será el único que tienes.

Relajación durante el embarazo

Podemos conseguir la relajación de muchas maneras, pero en este artículo nos vamos a centrar en los ejercicios. Ya sabéis que el ejercicio es muy bueno para liberar tensiones y para segregar la hormona del placer. Son fáciles de hacer y no te llevarán mucho tiempo. ¡No hay excusas! Además te ayudará a aliviar las molestias propias del embarazo.

Ponte ropa cómoda para hacer los ejercicios y escoge un lugar donde nadie te moleste.

Ejercicios de respiración

Los principales ejercicios de relajación durante el embarazo son los ejercicios de respiración. Es muy importante una buena respiración para oxigenar bien todo nuestro cuerpo (y también al bebé), a centrar nuestra atención en un punto y para calmar la mente. Sobre todo es muy importante durante el primer trimestre para que el embarazo se consolide. Mejora tu estado mental y físico, y además nos ayudarán en el momento del parto.

Hay dos tipos de respiraciones: la torácica y la diafragmática. De forma automática respiramos de forma torácica que nos sirve para vivir, pero la respiración diafragmática es la que nos permite relajarnos. Puedes tumbarte o sentarte, aunque para principiantes se aconseja estar tumbadas. Hay que hacer respiraciones lentas y profundas. Pon una mano en tu abdomen y la otra en tus pulmones. Inspira lentamente, la mano que está sobre tu abdomen se elevará pero la de tus pulmones no. Que sea una respiración natural, suave, sin forzar. Según el momento de embarazo que estemos podremos hacer respiraciones más amplias o menos.

Tu matrona te explicará los ejercicios de respiración propios de las clases preparto.

Yoga para embarazadas

El yoga está muy indicado para las embarazadas ya que es un ejercicio de bajo impacto. Es mucho más efectivo que caminar y es beneficioso tanto para la madre como para el bebé, y te ayudará también en el momento del parto.

Te permite dormir mejor, relaja, disminuye los dolores lumbares propios de las embarazadas y ayuda a reducir la probabilidad de cesárea. Debes realizar posturas adecuadas para embarazadas, ya que no todas lo son. Si vas a yoga prenatal ya te dirán cuales son seguras para hacer.

Meditación en el embarazo

Si juntamos el yoga con la meditación, tenemos el combo perfecto. La meditación consigue que tengamos un equilibrio mental y emocional, que estemos más en contacto con nosotros mismos, reduce el estrés y ansiedad, y te ayuda a mantener la tranquilidad. Solo requiere de unos minutos al día y ser constantes para que los beneficios puedan notarse.

Tumbada en un sitio donde no te molesten, cierra tus ojos y concéntrate en tu respiración. Si te viene algún pensamiento déjalo ir igual que vino, no le prestes atención. Sigue concentrada en tu respiración, que se volverá más natural y relajada. Al principio puede ser complicado, no sabemos tener la mente callada. Tenemos un constante dialogo interno que no nos permite desconectar. Con la meditación conseguirás parar ese diálogo y relajarte en cualquier sitio.

Una caminata

Una buena caminata te hará dormir mejor, y tiene todos los beneficios del ejercicio suave. Para esto si que hay que salir de casa pero puedes aprovechar si tienes que hacer algún recado no muy lejos para aprovechar e ir andando.

Porque recuerda… todo lo que sientas durante el embarazo el bebé también lo siente. Enséñale a sentirse relajado.


Categorías

Consejos, Embarazo

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.