El bebé crece: ¿cómo introducir la alimentación complementaria?

Introducción alimentos

Nos vamos a ocupar hoy de un tema lo suficientemente importante como para dedicarle este espacio, se trata de la alimentación de bebés entre seis y 24 meses. Como sabéis, organismos internacionales (OMS, UNICEF) y nacionales (Asociación Española de Pediatría), recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, y continuada junto a la alimentación complementaria (hasta al menos los dos años).

De hecho, según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), esta pauta de lactancia materna, se puede considerar el ‘patrón de oro’. A partir de los seis meses se pueden introducir alimentos sólidos, teniendo también como referencia las necesidades y preferencias del bebé.

A esa edad, son más capaces de aceptar sabores y texturas diferentes, y además han desarrollado habilidad para masticar y deglutir

Bebe amamantar

¿Qué le doy de comer? ¿qué querrá comer?

Hablamos de alimentación complementaria, porque complementa la ingesta de leche (idealmente materna). Es aconsejable ir introduciendo alimentos variados, pues todos los nutrientes cumplen funciones específicas en el organismo. Nutrientes son vitaminas, proteínas, hidratos de carbono, grasas.

Puedes darle al bebé frutas, hortalizas, carnes, cereales y legumbres (recuerda: el gluten no antes de los cuatro meses, no después de los seis). Pero no tengas prisa, tu hijo necesita habituarse a cada sabor nuevo, puede ser que algunos no los quiera volver a probar, no te agobies, lo más importante es el equilibrio nutricional.

Seguramente a tu bebé le apetecerá comer los mismos alimentos que vosotros, o que sus hermanos, puedes permitirlo. Eso sí: con cantidades ajustadas, y triturados o aplastados, para que no queden trozos grandes (cuidado con alimentos duros), evitando así peligro de atragantamiento. Los purés también valen, pero como el resto de comidas, es preferible que los hagas en casa, y a partir de los 12 meses, reduce considerablemente su presencia en la dieta, para que el niño se habitúe a texturas variadas.

Las hortalizas (verduras y otras como la patata, calabacín o carlotas) que sean preferiblemente frescas: las cueces (mejor al vapor) y aderezas con aceite y (quizás) un poquito de sal. Una vez que haya probado varias, puedes preparar un plato con dos o tres de ellas mezcladas con legumbres o carne cocidas.

La fruta puedes rallarla, o hervirla un poco, hay algunas con las que no hace falta nada de eso: plátano, naranja (es fácil de desmenuzar), etc. Observa bien la reacción tras haber probado cada tipo, así detectarás posibles reacciones alérgicas.

Introducción alimentos

Carnes, pescados, y otros derivados animales

A día de hoy las recomendaciones más extendidas indican que a partir de los seis meses se pueden introducir pollo, pavo, cordero o ternera (evitando la piel en los dos primeros casos). Esperaremos un poco más para añadir el cerdo a la dieta del bebé.

Pescados y huevo (primero la yema) siempre cocidos. Cualquier pescado (blanco / azul) es fácil de comer con los dedos, y eso a los bebés les encanta. En el caso del huevo, puedes rallar yema, cuando pasen unos meses la clara y todo el huevo, acompañando así otros platos.

Los padres, el bebé, las comidas

No es un tema para ahondar hoy, pero seguro que conocéis a más de un papá o mamá a los que el comer del bebé ‘trae de cabeza’. Muchas veces nos olvidamos de que no es obligado que le guste todo, de que la cantidad en los platos ha de estar ajustada a lo que puede comer el peque de la casa, de que cada niño tiene un ritmo, de que a veces también experimentan con la comida.

¡Relájate!, si una regla a seguir es proporcionar una alimentación equilibrada, otra es aceptar que el bebé no tiene que responder a tus expectativas en cuanto a las comidas. Los dos errores más frecuentes cometidos por los padres en la alimentación son: presionar (para que acaben el plato) y prohibir. Profesionales de la nutrición y la pediatría aseguran que en el primer caso se corre el riesgo de inhibir la capacidad natural que nos hace darnos cuenta de que estamos llenos. Sobre prohibir… algunos estudios encuentran vínculos con el sobrepeso.

¿Os cuento un secreto? para acostumbrar a los niños desde bebés a que aprecien la alimentación saludable, nada mejor cómo que los alimentos presentes en casa sean sanos. Incluso con bebés de más de un año, restringe el consumo de grasas saturadas (helados, mantequilla, grasa de la carne, queso), y evita las ‘trans’ (productos procesados y fritos).

A continuación un cuadro elaborado por la AEPAP sobre alimentación de seis a 24 meses

Introducción alimentos

Alimentos a evitar

  • Los frutos secos no se deberían introducir hasta los tres años para evitar reacciones alérgicas, pero ¡atención! porque un niño menor de seis años puede sufrir asfixia por atragantamiento debido a la ingesta de estos frutos enteros (con más de tres años se pueden introducir triturados / molidos).
  • También pueden causar atragantamiento las uvas, aceitunas o verduras duras como las carlotas (a no ser que estén cocidas / ralladas).
  • Las hortalizas son sanas, pero se recomienda que el bebé haya cumplido un año para darle acelgas o espinacas.
  • Lo mismo pasa con la leche de vaca y sus derivados (yogur, nata, quesos, mantequilla).
  • Poca sal y poco azúcar en el momento de la preparación de los alimentos, es más: si puedes, evítalas antes de los 12 meses. Conviene por un lado evitar los riesgos de una ingesta inadecuada, y por otro que aprecien los sabores naturales.
  • Para beber agua: frente a zumos o infusiones, bebidas azucaradas / carbonatadas.

Esperamos que estas pautas os sirvan como referencia, además me gustaría añadir que el ambiente a la hora de la comida también cuenta. Paciencia por parte de los adultos, respeto por el bebé, y también ¡evitar distracciones! no es buena idea ponerles delante de los dibujos animados a la hora de comer.


Categorías

Nutrición

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *