El dormir de los niños según su edad

Uno de los mayores quebraderos para cualquier padre es el momento en el que los niños se van a dormir. Hay niños que caen rendidos y se duermen al momento y otros a los que les cuesta conciliar el sueño. Son mucho los factores los que influyen en relación al descanso de los más pequeños.

Uno de estos factores tiene que ver la edad y es que no es lo mismo el dormirse con tres años de edad que hacerlo cuando el niño tiene 6 años. Acto seguido te hablamos de cómo duermen los niños según la edad que tengan.

Los bebés de hasta 6 meses de edad

Durante los primeros meses de vida, el bebé va a necesitar el calor de sus padres a la hora de conciliar el sueño. Es importante el hacerles sentir seguros y relajados para que puedan dormir sin problema alguno. Desde mecerlos o darles el pecho puede ayudar a que puedan dormirse, aunque lo normal es que se terminen despertando varias veces durante la noche.

Es importante recalcar y recordar que durante los primeros meses de vida no hace falta el seguir rutinas antes de acostarlos, ya que el bebé todavía no es para nada consciente de ello. Lo importante es el tenerlo lo más calmado y relajado posible. A parte de ello es aconsejable el tener la habitación a una temperatura adecuada que ayude a que el pequeño pueda llegar a conciliar el sueño sin problema alguno.

De 6 a 12 meses de edad

Conforme el bebé va cumpliendo más meses ya es capaz de dormir mucho mejor durante la noche. En cuanto a las rutinas no son necesarias todavía aunque hay algunos consejos o pautas que pueden ayudar a que concilie el sueño mucho mejor. Desde un baño unas horas antes de llevarlo a la cuna hasta preparar la habitación con una luz tenue o con música relajante.

Del año a los dos años de edad

Durante esta edad es posible que aparezca el miedo a dormir solo. Ante ello los padres deben darle confianza y seguridad para que puedan irse a la cama sin problema alguno. Durante esta edad ya es importante el establecer una serie de rutinas para que el momento de irse de dormir no se convierta en una auténtica tortura para los padres. Si el pequeño tiene miedo es recomendable el acompañarlo hasta que se logre dormir por completo. Es importante que sienta que no está solo y que tiene a sus padres cerca a la hora de dormir.

De los dos a los cinco años de edad

A partir de dicha edad es bueno el acompañar al niño a la hora de dormir. Una magnífica idea consiste en contarle un cuento. El tener a su padre o madre cerca es importante a la hora de que pueda dormir sin problema alguno. Con el paso de los años, el niño ya va cogiendo confianza y ya no necesita la presencia del padre a la hora de conciliar el sueño. El poder dormir en su propia habitación es algo que fomenta su independencia aunque hay niños que necesitarán la presencia de sus padres a la hora de poder dormir sin problema alguno.

Con esta edad es muy importante el poner una serie de rutinas antes de irse a la cama. Puede ser el lavarse los dientes o leer un cuento. Toda ayuda es poca para conseguir que el niño se vaya a la cama sin problemas. Lo normal es que a partir de los cinco o seis años de edad, el niño ya no tenga ningún tipo de problema para dormir y sea capaz de descansar durante toda la noche.

En definitiva, con el paso de los años los niños irán durmiendo de una manera óptima y adecuada. Es normal que durante los primeros meses de vida, el sueño sea bastante irregular y no duerman de manera continua. Los padres deben tener paciencia ya que poco a poco el establecer una serie de rutinas y de horarios permitirá a los niños el dormir las horas que el cuerpo necesita.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.