El miedo del niño a ir al pediatra

Es bastante normal que los niños desde que son muy pequeños vayan al pediatra de manera asidua por diferentes motivos, ya sea por enfermedad o por vacunación. Ello puede provocar un miedo en los propios niños y convertirse en un gran problema para los propios padres.

No es bueno que vean al pediatra como una auténtica amenaza, sobre todo porque tendrá que acudir muchas veces a lo largo de la infancia. Hay casos bastante graves llegando a provocar una gran ansiedad en el niño cada vez que debe acudir a la consulta del pediatra.

El miedo al pediatra

Cuando un niño tiene miedo a ir al pediatra es muy fácil de identificar ya que el pequeño comienza a llorar y a chillar de manera descontrolada. Con el paso de los años y cuando son más mayores, sufren ansiedad y muchos nervios solo con el hecho de pensar de que deben ir al pediatra. Es una sensación que no es para nada agradable para los padres que ven como su hijo lo pasa realmente mal, si tiene que acudir a que lo vea el pediatra.

Causas que provocan tal miedo

Son varias las causas las que pueden provocar que el niño tenga auténtico miedo a la hora de acudir al pediatra:

  • Es algo desconocido e incierto lo que suele un gran temor en el niño. No sabe lo que va a pasar por lo que es normal que el acudir la consulta le llegue a generar ansiedad y miedo.
  • Otra de las causas de dicho miedo viene relacionada con la asociación del pequeño de algo malo. Puede ser que recuerde el momento en el que pusieron la vacuna o le miraron porque le dolía mucho. Ello va a provocar que la visita al pediatra no sea del agrado del niño y sienta un gran miedo cada vez que acuda al mismo.
  • Otra de las causas se puede deber a la figura de los propios padres. El niño tiene como referente a los mismos, por lo que es importante el no hablar del pediatra de los niños o no mostrarte preocupados antes de acudir a la consulta. Si los padres ven el ir al pediatra como algo negativo es muy posible que transmitan dicha sensación a los propios niños. Si los adultos sufren, los niños también lo pasan mal. El menor no puede pensar que el pediatra es una figura negativa y amenazante, por lo que los padres deben encargarse en todo momento de que los niños cambien la percepción ante tal figura.

nene que llora porque no quiere ir a la guardería

Qué hacer si los hijos tienen miedo al pediatra

Si el niño tiene miedo a ir al pediatra, la actitud del mismo es importante a la hora de conseguir que el niño abandone tal temor. Los padres deben intentar elegir un profesional que sea cercano y empatice al máximo con el pequeño.

La labor de los padres es esencial a la hora de que el niño pueda llegar a superar sus miedos. Es bueno que los padres no muestren una actitud negativa a la hora de llevar a su hijo al pediatra. Si el niño ve tranquilo y serenos a sus padres, es posible que vaya sin apenas miedo a la consulta.

En el caso de que el niño sea mayor y capaz de comprender las cosas, puedes sentarte con él y hablar las cosas de una manera tranquila y sosegada. El dialogar con el niño y sentir que tiene al lado a sus padres es ideal a la hora de terminar con dicho miedo. Debes hacerle ver que no es el fin del mundo el acudir al pediatra y que no hay ninguna razón por la que debe preocuparse. Ello le ayudará a tranquilizarse mucho más e ir más tranquilo a la propia consulta.

En definitiva, es algo normal que los niños se muestren reacios a la hora de visitar al pediatra. El miedo no debe ir a más ya que ello le puede generar una gran ansiedad y angustia. La labor de los padres es clave a la hora de poder superar tal problema.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.