El uso de los antibióticos en los niños

Los virus son los principales responsables de las infecciones y enfermedades de los niños. Lo bueno de dichas infecciones es que suelen desaparecer por sí mismas. Sin embargo, en el caso de las infecciones de tipo bacterianas, el uso de antibióticos es clave para terminar con dichas afecciones.

En el caso de tener que usar tales antibióticos es importante el saber usarlos y hacerlo siempre bajo las indicaciones de un médico. Acto seguido te contamos cómo usar los antibióticos en niños pequeños.

Qué son los antibióticos

Los antibióticos son fármacos que se usan para tratar las infecciones bacterianas. Por el contrario, no resultan eficaces frente a los virus. El médico será siempre el encargado de decidir el tipo de antibiótico que es más adecuado a la hora de tratar tal problema bacteriano. La amoxicilina es el antibiótico más conocido y usado a la hora de tratar las diferentes infecciones causadas por las bacterias.

Los antibióticos en los niños

Hay que partir de la base que la mayoría de las infecciones que sufren los menores son de tipo víricas por lo que hace falta la ingesta de antibióticos para acabar con ellas. En el caso de que haga falta administrar antibióticos a los niños, hay que seguir siempre las indicaciones del pediatra. El profesional debe ser el encargado la duración del tratamiento y de la dosis diaria que debe recibir el niño.

No todas las infecciones son iguales y cada niño es diferente, por lo que el uso de antibióticos varía. Si no se usan de una manera adecuada, pierden su efecto y no valen para nada. Hay infecciones que necesitan un tratamiento a base de antibióticos de tres días y otras en las que el tratamiento es mucho más largo.

Los antibióticos deben de estar siempre fuera del alcance de los más pequeños de la casa. Una vez que se termine el tratamiento, los padres deben desechar los antibióticos que hayan sobrado. Dichos antibióticos se pueden administrar de diferentes formas o maneras: en jarabe, pastillas o en sobres.

Es labor de los padres siempre el saber educar a sus hijos en la prevención de enfermedades infecciosas y así evitar el uso de los antibióticos. La higiene de las manos de una manera habitual es clave a la hora de evitar tales contagios. Lavarse varias veces al día las manos va a permitir terminar con las bacterias y de esta forma no sufrir posibles infecciones bacterianas.

fiebre

Efectos secundarios de los antibióticos

El gran problema de los antibióticos son sin lugar los efectos secundarios que causa en el organismo de los más pequeños. Es por ello que se evita en todo momento la administración de dichos antibióticos si no es por fuerza mayor.

Los efectos secundarios más comunes a la hora de administrar antibióticos en los niños son los relacionados con el estómago. La diarrea suele hacer acto de presencia y ante ello lo mejor es contrarrestarla con la ingesta de probióticos.

Qué ocurre si se usan mal los antibióticos

Ya hemos dicho que los antibióticos solo deben usarse para tratar ciertas infecciones bacterianas por lo que es esencial el hacerlo siempre bajo la prescripción de un médico. Para que surta el efecto deseado deben seguirse la posología y un tratamiento adecuado. En muchas ocasiones los padres cometen el gran error de suspender el tratamiento una vez desaparecen los síntomas propios de la enfermedad. Los expertos desaconsejan totalmente el no terminar el tratamiento ya que pueden haber ciertos problemas y volver a reproducirse la infección.

El mal uso de los antibióticos puede provocar que las bacterias se hagan mucho más fuerte y se vuelvan inmunes al antibiótico en cuestión. Las consecuencias de ello son bastante graves ya que a largo plazo puede haber infecciones y enfermedades que no desaparezcan con los antibióticos.

Recuerda por tanto el seguir el tratamiento hasta el último día y seguir todas las indicaciones del médico a la hora de la administración de antibióticos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.