Fiebre en los niños, ¿cuándo hay que preocuparse?

fiebre

La fiebre es uno de los motivos de consulta más habituales junto con el problema de la tos. Es raro el padre que no se pone nervioso y pierde la calma al ver como su hijo tiene fiebre. La manera más tradicional de tomar la temperatura a un niño es a través de un termómetro. Si el niño es menor de un año se le puede tomar la temperatura a través del recto, mientras que en mayores de 3 años lo aconsejable es hacerlo debajo de las axilas. Si la temperatura es superior a 38, se dice que el pequeño tiene fiebre. Si por el contrario, el menor tiene menos de 38 grados se dice que tiene febrícula o destemplanza.

Hay una serie de síntomas que suelen tener los niños que tienen fiebre: pérdida del apetito, dolor de cabeza, lloran con facilidad o dolores musculares. Acto seguido te informamos de cuando es conveniente el llevar al niño al pediatra cuando tiene fiebre.

Cómo bajar la fiebre a un niño

A la hora de bajar la fiebre de una manera rápida y sin nada de fármacos, los expertos aconsejan el quitar la mayor cantidad de ropa posible del cuerpo del pequeño, bajar la temperatura de la habitación o darle continuamente agua con el fin de que esté perfectamente hidratado. En el caso de fármacos, no son aconsejables en ningún momento aunque se puede optar por el paracetamol o el ibuprofeno como casos excepcionales y si la fiebre es demasiado alta. En el caso de usarlos, es recomendable el acudir antes al pediatra para saber a ciencia cierta la dosis adecuada que se le debe dar al pequeño.

En la mayoría de los casos por suerte, la fiebre suele desaparecer por sí sola con el paso de los días, por lo que no hace falta acudir al pediatra. Cuando un niño tiene fiebre se suele deber a infecciones de tipo víricas o bacterianas aunque también se puede deber a otro tipo de causas.

Cuándo se debe acudir al pediatra

Hay que acudir al pediatra siempre que se den una serie de circunstancias que te detallamos en seguida:

  • Si el niño presenta fiebre y es menor de 3 años.
  • Si aparecen manchas en la piel, sobretodo rojas y de color oscuro.
  • Si la fiebre va acompañada de vómitos.
  • Si además de la fiebre, el niño sufre fuertes dolores de cabeza.
  • Si el niño sufre convulsiones.
  • En el caso de que el pequeño tenga serios problemas a la hora de respirar.
  • Si la fiebre dura más de tres días.
  • En el caso de que la fiebre vaya acompañada de dolores musculares.

fiebre nenes

Los enterovirus como causa de fiebre

Es bastante habitual y normal que los niños tengan fiebre a causa de la infección de enterovirus. Los niños se suelen infectar con tales virus debido a que su sistema inmune no actúa frente a este tipo de virus. El problema es que los niños que se infectan por enterovirus apenas manifiestan síntomas y simplemente tienen un poco de fiebre sin llegar a estar enfermos. En otros casos, sin embargo el niño puede llegar a sufrir problemas respiratorios o neurológicos por lo que hay que acudir rápidamente al pediatra por las posibles complicaciones que el pequeño pudiera tener.

En definitiva, no pasa nada porque los niños tengan un poco de fiebre y los padres deberían mantener la calma en todo momento y no ponerse nerviosos. Como ya te hemos comentado más arriba, la fiebre suele desaparecer por sí sola con el paso de los días. Si observas que tu hijo aparte de tener fiebre sufre otros síntomas como dolor de cabeza, vómitos o convulsiones si es aconsejable el acudir rápidamente al pediatra. En la mayoría de ocasiones los padres acuden a las primeras de cambio al médico sin darse cuenta de que se trata de un estado febril leve debido a algún tipo de infección vírica o bacteriana sin apenas importancia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.