Gases en bebes recién nacidos

Gases en bebés

La mayoría de los bebés recién nacidos pasan por la terrible etapa de los cólicos del lactante. Gases en el bebé que le producen muchas molestias, dolor y llantos, hasta que consiguen expulsarlos de alguna manera y consiguen relajarse. Que los bebés tengan gases es algo normal, debido a que su sistema digestivo es inmaduro aún cuando nacen y necesitan un tiempo para que este se encuentre a pleno rendimiento.

Por ello, los gases en bebés se conocen como cólicos del lactante, ya que es un problema que de forma generalizada afecta a bebés que se alimentan de leche. Los gases se producen por la succión de la leche, ya sea a través del pezón de la madre o del biberón. Aunque existen estudios que indican que los bebés alimentados con leche materna sufren menos cólicos.

Tipos de gases en el bebé

Recién nacido

Los gases son claramente aire que se acumula en el sistema digestivo, exactamente igual que ocurre en las personas adultas. Cuando no se pueden expulsar los gases, se producen molestias, puedes sentir dolor al andar, al respirar y dificultad para ir al baño. Cuando los gases se dan en el bebé recién nacido, un pequeño que acaba de llegar al mundo y cualquier cosa es nueva para él, los gases son tan molestos, tan dolorosos e irritantes, que hacen que no pueda parar de llorar. Existen diferentes tipos de gases, en función de dónde estén alojados. Veamos las diferencias y qué puedes hacer para prevenirlos.

Gases que se acumulan en el intestino

Los gases intestinales son los más molestos, pueden provocar distensión abdominal y dolor intenso. Este tipo de gases se producen por la fermentación de los hidratos de carbono en el intestino del bebé, donde también interviene la flora intestinal del pequeño. Por lo que no se trata de gases producidos por aire que el bebé traga al alimentarse, como en el caso de los gases estomacales.

Para evitar que se acumulen gases en el bebé, puedes seguir los siguientes consejos.

  • Prueba con otras posturas a la hora de alimentar al bebé. Aunque en este caso los gases no tienen que ver con el aire, la postura afecta a la hora de digerir el alimento. Muchos bebés, especialmente cuando son recién nacidos, extraen muy poca leche de cada pecho. Esto provoca que tomen más cantidad de leche del principio, que es más rica en lactosa, en lugar de obtener la leche del final, que es más rica en grasas. La lactosa es causante de los gases en el intestino en muchos casos.
  • En bebés que se alimentan con leche de fórmula. Prueba con diferentes marcas de leche, porque es probable que la que toma ahora no le siente bien. Aunque en principio la formulación es muy parecida, existen diferencias que pueden ayudar al bebé a tener una mejor digestión.

Gases en el bebé acumulados en el estómago

Lactancia materna

Cuando tragas mucho aire al comer, este se aloja en el estómago. Los gases estomacales se eliminan con mayor facilidad, generalmente a través de eructos que provoca el cuerpo de forma natural. Al succionar el pezón para extraer la leche se produce aire que el bebé puede tragar. También se producen con la succión del biberón y del chupete. Con algunos cambios en la postura del bebé puedes evitar los gases en el estómago.

Al amamantar a tu bebé debes intentar que el pequeño no se encuentre totalmente en horizontal. Para favorecer su digestión, evita tumbarlo directamente después de comer. También se ha demostrado que portear al bebé es muy favorable para evitar los gases estomacales, y por otra parte, te permite realizar otras tareas a la vez que llevas a tu bebé contigo.

Si le das biberón, asegúrate de que la tetina cierra correctamente y no presenta fugas, ya que así le entra mucho aire mientras se alimenta. Procura que esté erguido mientras come, colócate al bebé al hombro para que pueda expulsar los gases, incluso, puedes hacerlo a media toma. Con estos consejos, paciencia y mucho amor, tu bebé podrá sobrellevar los molestos gases.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.