La meditación: la mejor herramienta siendo madre

la meditación
La meditación es una práctica milenaria que aporta muchos beneficios en nuestro interior y bienestar. Es un uso que se está utilizando mucho y que abarca una gran popularidad en Occidente, ya es que sus resultados son sorprendentes. No hace faltar buscar ningún tipo de excusa para poder practicarlo, ya que puede ser la mejor herramienta siendo madre.

La vida para muchas personas puede ser un en algunos momentos de auténtica locura, y nada que ver si encima eres madre trabajadora. Canalizar todos estos contratiempos se pueden canalizar con la meditación, pues mejora el estrés y sube la autoestima.


¿Cómo practicar la meditación?

Tu plan es intentar practicarlo, pero tu situación laboral, las horas de trabajo y los niños revoloteando por casa no te permiten ese hueco para practicar tu momento de meditación.
No hay nada imposible, si tu intención es muy fuerte y necesitas practicarlo, puedes buscar un hueco de 8 minutos por la mañana y otros 8 minutos por la noche. La meditación hay que hacerla sin ruidos, pero si los ruidos también son un problema, puedes usar música relajante que te ayude a esta práctica. La música la puedes encontrar en youtube o Spotify, tiene que ser suave, especial para meditación y con un volumen bajo.

la meditación

Hay que reseñar que la meditación demuestra sus resultados con total garantía, pero hay que hacerlo con disciplina y poner un poco de esfuerzo en practicarlo todos los días. Si superar la primera barrera de los primeros días y obteniendo unos resultados prácticos, quizás te atraigan mucho sus resultados.

Paso a paso para meditar:

  • Puedes empezar a practicar tu mente con la meditación haciendo dos sesiones de 8 minutos, una sesión por la mañana y otra por la noche.
  • Es importante buscar un lugar cómodo, a ser posible siempre el mismo lugar, dónde puedas sentarte. La espalda debe estar recta y los pies tocando el suelo, sin cruzar ninguna de las extremidades. No lo hagas tumbada porque puedes correr el riesgo de quedarte dormida.
  • Para programar el tiempo, puedes utilizar un temporizador, en el móvil siempre suele haber uno. Quita todo tipo de alarmas y notificaciones para que no nos distraiga. Programa 8 minutos y comienza tu meditación.
  • Comenzamos buscando un punto visual en tu habitación. Realiza tres respiraciones profundas, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. A medida que lleguemos sobre la tercera respiración cierra los ojos.
  • En este punto hay que intentar relajar todo el cuerpo. Hay que hacer un reconocimiento mental de todos los puntos de nuestro cuerpo y dejar relajado todos esos puntos (facciones de la cara, cuello, espalda, hombros, brazos, cintura, piernas y pies).

la meditación

  • Comienza la meditación dónde tu mente tiene que entrar en esa fase de relajamiento. Hay que puntualizar que esta es la parte más difícil. Al cerrar los ojos tu mente debe relajarse y entrar en un espacio central y virtual, como si tuvieses que escoger un punto imaginario dentro de tu mente. Hay que intentar no pensar en nada y lo más probable es que te ametrallen pensamientos continuos y de forma rápida. Este tipo de pensamientos serán tareas pendientes, la lista de la compra, el recuerdo de alguna peripecia de tu hijo, algo laboral…
  • En este punto observarás que tu hemisferio derecho está funcionando principalmente, debes eludir todos esos pensamientos, apartarlos, echarlos a un lado. Irás comprobando como poco a poco vas desactivando tu hemisferio derecho.
  • Con la práctica de no pensar en nada, estás aprendiendo a evadir todo aquello que te perjudica y con las continuas meditaciones conseguirás dominar esta técnica. Aprenderás a relajarte, a concentrarte y experimentar tu “yo” interior.
  • Si practicas la relajación de manera correcta, seguramente los 8 minutos se te queden en nada. Puedes programar más tiempo si lo deseeas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.