La mutilación genital femenina: un problema social


Hoy, Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, queremos hablarte de este problema social, que, tristemente, hoy afecta a miles de niñas. Recordemos que la Mutilación Genital Femenina, DGF, si usamos las siglas, es un acto de gran violencia que muchas niñas y mujeres del mundo sufren. Atenta contra su libertad sexual, integridad física y provoca daños psicológicos muy graves.

Diferentes estudios señalan que en el transcurso de la próxima década, todavía podrían producirse dos millones de casos adicionales de mutilación genital femenina. En España, alrededor de 3.650 niñas entre 0 y 14 años, originarias de ciertas etnias y de países concretos de África, podrían estar en riesgo de sufrir ablación.

Tipos de Mutilación Genital Femenina

La mutilación genital femenina implica la escisión y lesión de tejido genital femenino sano y normal. Interfiere en las funciones naturales del cuerpo de las niñas y las mujeres. Todas las formas de MGF se asocian a un aumento de riesgos para la salud. Estos riesgos aumentan a medida que lo hace la gravedad del procedimiento.

La Mutilación Genital Femenina se clasifica en cuatro tipos principales:

  • Resección parcial o total del glande del clítoris, que es la parte sensible de los genitales femeninos; y/o del pliegue de piel que rodea el glande del clítoris.
  • Resección parcial o total del glande del clítoris y los labios menores, con o sin escisión de los labios mayores..
  • Llamado infibulación, estrechamiento de la abertura vaginal, que se sella procediendo a cortar y recolocar los labios menores o mayores, a veces cosiéndolos.
  • El resto de procedimientos lesivos de los genitales femeninos con fines no médicos. Como por ejemplo: punción, perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

No hay ningún beneficio para la salud, en esta práctica y daña a mujeres y niñas de muchas formas. Tiene terribles consecuencias, dolor, infecciones y lesiones que persisten a lo largo de toda la vida de la mujer.

Situación actual de la MGF

Según la Organización Mundial de la Salud entre 100 y 140 millones de mujeres y niñas en el mundo han sufrido esta mutilación. La actual situación vivida a causa del COVID-19 está complicando el objetivo de Unicef de reducir estos altos índices de mutilación sexual en las niñas. Uno de los motivos es que se cierran las escuelas y se interrumpen los programas de ayuda contra la MGF.

No obstante, siguen en marcha una serie de medidas, como aumentar la colaboración a nivel internacional de todos los actores implicados, desde las pequeñas organizaciones de base comunitaria y los grupos a favor de los derechos de la mujer. Se involucra a funcionarios judiciales y fuerzas del orden, docentes, trabajadores sanitarios, líderes religiosos y personas de la tercera edad locales.

Estas medidas deben verse reforzadas por la financiación a un nivel igual al del compromiso propuesto. Se calcula que son necesarios alrededor de 2.400 millones de dólares en la próxima década. En realidad esta cifra representa menos de 100 dólares por niña, un precio muy pequeño para preservar la integridad corporal de una niña, su salud y su derecho a decir no a esa violación de sus derechos. Sin embargo, la mayor parte de este dinero no se ha recaudado todavía.

Mutilación Genital Femenina en España

La Fundación Kirira, Fundación Dexeus Mujer, o Fundación Ivan Mañero son algunas de las fundaciones contra la Mutilación Genital Femenina. Además de colaborar en la lucha contra la mutilación los países de origen, tras conocer la situación de muchas mujeres en nuestro país, se han embarcado en distintos proyectos para la prevención, sensibilización y la formación de profesionales sanitarios.

El proyecto de la Fundación Ivan Mañero se lleva a cabo en colaboración con las comadronas del Instituto Catalán de Salud, de la Fundación la Caixa y de IM CLINIC, de Sant Cugat del Vallés. En él se trata la formación y bienestar social, el empoderamiento de la mujer, y reconstrucción gratuita de las mujeres que han sufrido este problema.

Servicios sociales, sanitarios, y cuerpos de seguridad se unen a distintas ong, fundaciones, y administraciones contra esta práctica, que en España está penada. Como delito quedó tipificado mediante la Ley Orgánica 11/2003. En el artículo 149 del Código Penal, impone una pena entre 6 y 12 años de cárcel a cualquier persona que practique una MGF a otra persona dentro del país.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.