¿La ves? Se trata de Violencia de Género

Violencia de género portada

Este es un blog en el que las editoras son mujeres, escribimos sobre temas relacionados con la maternidad, la infancia, la educación, la salud…; cuando se habla de maternidades, creo que es indiscutible que se debe hablar también de paternidades, por muchas razones. Creo que las más notables serían que la crianza y educación de los hijos es cosa de DOS (a falta de comunidades más extensas); y que estamos sacando adelante a niños y niñas que conformarán la sociedad del futuro; para mí no hay ninguna duda.

Me resulta obvio también que debamos abordar una cuestión tan de actualidad como la “violencia de género”; y no sólo porque esté de actualidad, también porque muchos padres y muchas madres queremos vivir en una sociedad No violenta: Y ¿por qué no decirlo?, hay tantas mujeres y tantos hombres que no quieren dar más la espalda a esta realidad que merece la pena abordar el tema. Desde que en 1997 se empezara a visibilizar la violencia de género en España (antes era sufrida en silencio por sus protagonistas) llevamos MÁS DE MIL MUJERES asesinadas; diversos posts en blogs y redes sociales están evidenciando que esa cifra es superior a las víctimas de ETA a lo largo de su historia. Todas las víctimas, no sólo las que pierden la vida en actos violentos, sino sus familiares, merecen mi respeto, pero el tratamiento mediático, social y político a la violencia de género no es el mismo que en otros casos. Pero hoy vamos a descubrimos que la violencia contra las mujeres tiene muchos más matices de los que piensas, sigue leyendo y lo verás.

Antes, querría mencionar que desde la aplicación de la nueva reforma del nuevo Código Penal este mismo año, se incluye como agravante el de “género” (artículo 22.4), por lo que se puede imponer la libertad vigilada en delitos contra la vida, de malos tratos, y doméstica. Quiero decir con esto que aunque las reacciones en protección y tratamiento de la violencia de género, aun dejan que desear, si que parecen apreciarse pequeños avances.

Estas semanas estamos viviendo (sí, viviendo porque debería ser obligación ponernos en lugar de las víctimas, de sus familiares) con rabia como mujeres y niños son asesinados violentamente. Es necesaria la movilización, y también la prevención; pero las víctimas no se reducen a esas más de 1000 mujeres que han perdido la vida. En el 2014, se produjeron 347 denuncias diarias, ¿y sabes cuántas mujeres están sufriendo esta violencia? pues según datos del Ministerio del Interior (sistema VioGén) son un total de 374.503 casos, entre Activos, Inactivos, en Espera y Bajas. Esta información la he encontrado en el Observatorio de la Violencia.

Violencia de Género: un problema multidimensional

Es aún una manifestación clarísima de desigualdades, y de relaciones de poder / dominación de hombres sobre mujeres. En 1980 se estableció que la violencia contra las mujeres es el crimen más silenciado del mundo.

Ahora sí: no tengo ningún reparo en mostrar que la Violencia de Género incluye “violencias” que en ocasiones apenas percibimos; son muchos los profesionales de diferentes disciplinas, y muchas más personas anónimas, los que vienen (venimos) denunciándolo. Me remito para explicaroslo al Ministerio de Justicia y de Argentina. Las formas de manifestarse de esta violencia son:

  • Doméstica: cuando se daña la dignidad, bienestar, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial.
  • Institucional: cuando se retrasa, obstaculiza o impide que las mujeres tengan acceso a políticas públicas y ejerzan derechos previstos.
  • Laboral: la discriminación en el trabajo es más que conocida, sin ir más lejos ¿cuántas mujeres desempeñando idénticas responsabilidades de un hombre perciben salarios inferiores?
  • Contra la libertad reproductiva
  • Obstétrica: se trata de aquella ejercida por el personal de salud sobre el cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres; y se expresa en trato deshumanizado, abuso de medicalización y patologización de procesos naturales.
  • Mediática: la traducimos en publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados que pudieran promover las explotación de mujeres o sus imágenes. También se refiere a la legitimación de patrones reproductores de desigualdad y generadores de violencia.

Violencia de género

Por otra parte, esta imagen de Amnistía Internacional explica a la perfección de QUÉ FORMA se ejerce esta violencia: en ocasiones es visible, otras no; y no siempre se hace de forma explícita

Cualquier víctima de violencia de género sufre las consecuencias de la misma, en mayor o menor grado; dependerá de la personalidad y apoyos de la víctima. En algunos casos se minimiza la agresión, o se niega, se justifica; pero más graves aún son las consecuencias psicológicas (por no hablar de las físicas, más evidentes) como depresiones, estrés, rencor, dificultades para establecer relaciones interpersonales saludables, desconfianza en otras personas, incluso en ocasiones se recurre a las sustancias adictivas (alcohol u otras drogas).

Personalmente me niego a normalizar cualquier tipo de violencia contra las mujeres, porque soy mujer, madre, pero sobre todo soy persona, y quiero una sociedad en la que sus miembros establezcan relaciones igualitarias, y que proteja (de verdad) a los más vulnerables.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *