Los cigarrillos electrónicos: una moda peligrosa entre adolescentes

Los cigarrillos electrónicos se venden como una ayuda a los adultos que quieren dejar de fumar sin embargo, su eficacia para este fin no ha sido a día de hoy científicamente demostrada.

Se ha detectado que el uso de cigarrillos electrónicos ha aumentado durante los últimos años de un modo alarmante entre jóvenes y adolescentes.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Son aparatos electrónicos con forma de cigarro o de lápiz que vaporizan una mezcla de compuestos químicos y nicotina. El fumador inhala el vapor producido.

Los líquidos recargables contienen nicotina, propilenglicol y aditivos alimentarios de diferentes sabores.

¿Qué dice la ley?

La ley actual prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad. A pesar de eso es fácil comprar estos productos en algunas tiendas de “chinos” y discotecas.

No está permitido “vapear” en edificios públicos pero sí se puede fumar con estos cigarrillos en restaurantes, bares y tiendas.

Debido al vacío legal existente, los fabricantes de los líquidos de vapeo no incluyen en sus etiquetas ninguna advertencia sobre el consumo perjudicial de la nicotina ni de su capacidad adictiva.

¿Por qué su uso es tan popular entre los jóvenes y adolescentes?

Los adolescentes son curiosos por naturaleza. La curiosidad por probar cosas nuevas es para ellos un desafío.

Además los cigarrillos electrónicos se consideran ahora de lo más “cool” y ven como muchos de sus amigos los usan.

Hay una gran cantidad de esencias de sabores (más de 200), algunos de ellos de lo más atractivos y sorprendentes; eucaliptus, donut, gin tonic, regaliz, café, vainilla, etc.

Existe una falsa percepción del bajo riesgo de este producto. La mayoría de estos jóvenes piensa que estos cigarrillos son menos perjudiciales que otros tipos de tabaco.

Así pues jóvenes y adolescentes que a prioiri no habrían fumado cigarrillos convencionales, son ahora atraídos por  “la moda” de los cigarrillos electrónicos.

¿Por qué no son tan inocuos como parecen?

Los cigarrillos electrónicos se publicitan como productos seguros pero es un grave error pensar que su uso es totalmente inocuo.

Algunos padres dejan que sus hijos “vapeen” porque piensan que es menos perjudicial que el tabaco tradicional. Pero no te dejes engañar, los e-cigarrillos sí tienen riesgos importantes para la salud.

Los cigarrillos electrónicos liberan nicotina directamente a los pulmones.

Hay estudios que demuestran que muchas veces el nivel de nicotina en los líquidos del vapeo es superior al certificado por el fabricante. Hay algunos  e-líquidos etiquetados como libres de nicotina que en realidad no lo son.

Como todos sabemos, la nicotina es una substancia altamente dañina, mucho más para los cerebros de los adolescentes que aún están en desarrollo.

Las autoridades sanitarias afirman que los cigarrillos electrónicos se convierten para muchos jóvenes en una puerta hacia el tabaquismo y la adicción a la nicotina.

Por otra parte, estos cigarrillos contienen sustancias químicas que irritan los ojos y el sistema respiratorio tras su consumo.

Asimismo el líquido de vapeo contiene algunas sustancias tóxicas (formaldehído y acroleína) que la OMS relaciona con el cáncer.

Las últimas investigaciones sobre los cigarrillos electrónicos afirman que los fumadores de vapeadores tienen mayor incidencia de problemas circulatorios y de presión sanguínea que los no fumadores.

Algunos de los posibles efectos a largo plazo siguen aún sin conocerse.

Resumiendo pues, los principales perjuicios del uso de cigarrillos electrónicos en adolescentes son la inhalación de toxinas, un aumento de la probabilidad de fumar en un futuro y, una adicción a la nicotina.

Por todo ello, como padres es muy importante concienciar a nuestros hijos adolescentes de los peligros de esta nueva moda. Darles a conocer toda la información sobre el tema y tener un intercambio de opiniones.


Categorías

Salud

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.