Los cuatro tipo de parentalidad

refuerzo negativo para la educación de los hijos

La parentalidad hace referencia a los diferentes tipos de acciones que realizan los padres a la hora de educar a sus hijos. Hay diferentes tipos de parentalidad dependiendo de la forma de educar que tengan los padres. El tipo de parentalidad empleada es clave a la hora de que el niño en cuestión reciba una serie de valores que influyan de una manera óptima en su desarrollo.

La clasificación de la parentalidad se va a realizar en torno a dos aspectos importantes: el grado de afecto hacia los hijos y el tipo de normas impuestas por parte de los padres. A continuación te hablamos de una manera más detallada de las clases de parentalidad que hay y de las características de cada una de ellas.

Parentalidad democrática

Este tipo de parentalidad se va a caracterizar por que las muestras de afecto hacia los hijos son bastante evidentes y las normas y los límites están perfectamente establecidos. Los padres que inculcan este tipo de educación van a tener las siguientes características:

  • Buscan una buena comunicación con los hijos.
  • Las muestras de afecto y de amor hacia los hijos son continuas.
  • Aunque exigen que las normas establecidas sean cumplidas, permiten cierta negociación de las mismas.
  • Están en contra de los castigos y se muestran partidarios de la disciplina positiva.
  • Están a favor de la independencia y de la autonomía del niño.

La parentalidad democrática permite a los niños ser felices, estables a nivel emocional, cumplir en la escuela y desarrollar sus habilidades sociales sin problema alguno.

Parentalidad autoritaria

En esta clase de parentalidad, el padre ejerce mucho control sobre los hijos y apenas muestra afecto por los mismos. Las características de este tipo de padres son las siguientes:

  • Apenas hay muestras de amor hacia los hijos.
  • Se muestran inflexibles con el cumplimiento de las normas establecidas.
  • No son partidarios de razonar las cosas y son contrarios al diálogo con los hijos.
  • Usan el castigo como medio para educar a sus hijos.
  • En este tipo de parentalidad los hijos se rebelan frente a las normas impuestas, caracterizándose por una conducta agresiva a la vez que iracunda.

Parentalidad permisiva

En la parentalidad permisiva la educación se basa en el afecto y el amor y apenas hay normas en la casa. Las características de estos padres son las siguientes:

  • Le dan una enorme importancia a la comunicación con sus hijos.
  • Sustituyen el papel de padres por el de amigos y no hay ningún tipo de normas o límites para el niño.
  • Son proclives a tolerar cualquier tipo de comportamiento aunque no sea el adecuado.
  • Los niños tienen libertad plena a la hora de buscar soluciones a los diferentes problemas que puedan surgir. No hay castigos en este tipo de educación.
  • En este tipo de crianza, los niños se vuelven rebeldes y poco obedientes. La agresividad es otra de las características de los niños educados bajo la parentalidad permisiva.

Parentalidad negligente

Este tipo de parentalidad es la peor de todas ya que apenas hay muestras de afecto y no se establecen ningún tipo de normas. Los padres negligentes tienen las siguientes características:

  • No muestran ningún tipo de emociones frente a sus hijos y los valores brillan por su ausencia.
  • Muestran indiferencia frente a la conducta de sus hijos.
  • Intentan cubrir las diferentes necesidades de los hijos mediante regalos.
  • Apenas dedican tiempo para estar con los hijos, dando importancia a otros aspectos de su vida como el trabajo.

Los niños que se crían bajo este tipo de parentalidad tienen serios problemas de autoestima y de seguridad. Son inestables desde el punto de vista emocional y se suelen frustrar con mucha facilidad. Tienen un bajo rendimiento a nivel escolar y las conductas que manifiestan son totalmente inadecuadas.

En definitiva, la parentalidad adecuada es clave a la hora de conseguir la mejor educación para los hijos. Lo ideal es el conseguir un equilibrio entre el aspecto afectivo y el control de normas establecidas dentro de la familia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.