¿Los niños necesitan tener amigos?

Quién tiene un amigo, tiene un tesoro, reza el dicho popular. Los amigos pueden llegar a convertirse en parte de la familia, en algunos casos, se les puede querer más que a una persona con la que compartes lazos de sangre. Los amigos son la familia que se elige, compañeros de camino que te levantan cuando caes, que saben darte un consejo cuando más lo necesitas y decirte cosas que no te gusta escuchar, por en el fondo es lo mejor para ti.

Los niños en general tienen facilidad para hacer amigos, incluso aquellos niños que son más tímidos o los que tienen algún tipo de problema para relacionarse socialmente, como los niños TEA. De alguna manera atraen a otros niños, de esa forma sana que muchas veces se pierde al llegar a la edad adulta. La naturalidad, la sencillez, no intentar ser otra persona, es lo que hace que los niños se sientan atraídos por otros niños afines, lo que hace que fácilmente surja la amistad.

¿Es necesario tener amigos?

El ser humano es social por naturaleza, estamos «configurados» para relacionarnos con otras personas y de alguna manera, lo necesitamos para tener estabilidad emocional. En mayor o en menor medida, todas las personas necesitan de ese contacto humano, aunque no se pueda llegar a decir que se trata de amistad. Porque para los adultos, la experiencia de la vida es un condicionante a la hora de hacer amigos.

Las decepciones y las experiencias vividas, provocan que muchas personas tengan miedo de abrirse a otras personas. Miedo a confiar en alguien que pueda hacerle sufrir como en el pasado. Pero los niños no tienen este sentimiento. Su inocencia y su falta de experiencia les hace ser confiados y esta es una de las mejores características de la infancia. La falta de prejuicios de los niños les convierte en los mejores amigos.

Por lo tanto, ¿es necesario que los niños tengan amigos? pues dependerá un poco de cada niño, pero en gran medida sí lo es. No se trata únicamente de tener compañeros de juego, sino más bien de crear un vínculo de amistad. Las relaciones de amistad permiten al niño desarrollarse emocionalmente. Además les ayuda a adquirir diferentes valores, como la solidaridad, la comprensión, la empatía o el amor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.