Mi hija de 5 años está triste

Por qué mi hija de 5 años está triste

Que los hijos estén tristes es algo muy preocupante para los padres, especialmente cuando se trata de niños pequeños. Sin embargo, la tristeza es una emoción natural, al igual que lo son otras como la alegría, el miedo o la felicidad. La cuestión es que en los niños lo que se espera es siempre emociones positivas, sin tener en cuenta que a veces pueden sentirse tristes sin que esto suponga algo anormal.

Existen infinitos motivos por los que tu hija de 5 años está triste, porque es una edad especialmente sentimental en la primera infancia. Con 5 años, los niños son capaces de percibir la tristeza en los mayores, sentir pena por situaciones complejas con sus iguales e incluso, dolor por un daño emocional. La cuestión es que un niño o niña de 5 años generalmente no sabe cómo liberar sus emociones y por ello, puede mostrarse triste sin saber por qué.

¿Por qué está triste mi hija de 5 años?

Niña pequeña está triste

Tener a tu hija triste puede causarte una gran preocupación y es alto totalmente normal. Pero hay que buscar la mejor manera de ayudar a la niña para que esta tristeza evolucione cuando sea preciso. Es decir, intentar proteger a los niños, evitar que tengan cualquier preocupación, no es la forma de eliminar la tristeza. Porque como decíamos, es una emoción básica que puede aparecer en cualquier momento y por situaciones muy diversas.

Lo que hay que hacer como madre o padre, es enseñar a los hijos a expresar y gestionar sus emociones. Porque sentirlas es totalmente natural, pero si no se tienen las herramientas necesarias para ponerles nombre, pueden convertirse en algo complejo y difícil de manejar. Es fácil ignorar las causas por las que un niño de 5 años puede estar triste, porque para un adulto lleno de preocupaciones, es difícil comprender qué puede causar ese sentimiento en un niño.

Sin embargo, cualquier situación puede hacer que tu hija de 5 años se sienta triste. Una pequeña pelea sin importancia con otros niños en el parque, no saber hacer un juego como otros niños, una escena triste en una película infantil, hasta un animal herido puede causar pena y tristeza en un niño. Como ves, situaciones muy comunes que tu hija puede enfrentar día a día.

Cómo saber si un niño está triste

Aunque cueste creerlo, algunos niños intentan esconder sus emociones porque sienten miedo al no entenderlas. Por este motivo, un niño puede disimular y esconder su tristeza para no causar problemas o preocupaciones a sus padres. Pero advertir que un niño está triste es muy fácil:

  • Llora más de lo habitual, sin causa aparente y tiene la lágrima fácil ante cualquier comentario.
  • Está alterada, cualquier broma o petición puede hacer que la niña explote en una rabieta o en llanto.
  • No tiene ganas de hacer nada, está apática, sin ganas de jugar, salir o comer cosas ricas.
  • Apenas quiere hablar, se encuentra abstraída y poco colaboradora.

Cómo ayudar a tu hija que está triste

Por qué los niños están tristes

Lo primero es enseñarle a la niña que estar triste es normal, que tú misma lo estás muchas veces y que no pasa nada por sentir tristeza. De esta forma, tu hija podrá entender que no es malo estar triste y podrá sentirse más libre de expresarlo como pueda. También debes dejar que la niña libere esa emoción, ya sea llorando, enfadándose o hablando sobre lo que le preocupa, que es la mejor forma posible.

Recuerda la importancia de hablar sobre las emociones con los niños y enseñarles a diferenciarlas para poder liberarlas y superarlas en cada situación. Puedes usar recursos infantiles muy valiosos como los cuentos infantiles, las canciones o usar tus propias historias. Los ejemplos son la mejor manera de hacer que los niños entiendan prácticamente cualquier cosa, porque así son capaces de ponerse en la situación de los otros.

También debes darle importancia a ese sentimiento, para que la niña comprenda que su tristeza tiene un sentido. Porque ¿a quién le ayuda escuchar que no debe estar triste? Nadie en la historia ha podido eliminar la tristeza solo porque alguien se lo haya dicho. Los niños no son menos humanos, necesitan saber que lo que sienten es real, normal y natural. Habla con calma con tu hija, apóyala y enséñale a gestionar lo que siente y estará preparada para afrontar cualquier situación de su vida en el futuro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.