Mi hijo es esquizofrénico

Mi hijo es esquizofrénico

La esquizofrenia es una enfermedad muy compleja de determinar en los niños, pero puede determinarse como tal y con más precisión a partir de los 18 años. Si tu hijo es esquizofrénico seguramente se haya hecho un seguimiento excepcional para tener que llegar a un diagnóstico muy concluyente.

Los niños menores de 13 años no suelen ser calificados con esquizofrenia dado a que todavía no han desarrollado una madurez cognitiva suficiente para que lo determine. Es por ello, que aunque haya indicios no se suele anticipar este trastorno y en otras ocasiones se suele confundir con otras afecciones como depresión o alteraciones de la conducta.

¿Cuándo un niño es esquizofrénico?

La esquizofrenia es una enfermedad crónica que tiene su aparición desde una edad temprana. Los especialistas no suelen determinarla como sí, porque los niños no han formalizado su desarrollo cognitivo. Si se llega a diagnosticar desde la infancia puede mejorar muchos resultados a largo plazo y avanzar en tratamientos futuros.

Cuando un niño es esquizofrénico presenta problemas cognitivos o relacionados con el pensamiento, sus emociones están desordenadas y tiene una alteración en su comportamiento. La capacidad de tu hijo para llevar una vida normal estará limitada ya que puede presentar delirios, alucinaciones y trastornos en su pensamiento y conducta.

Mi hijo es esquizofrénico

Síntomas comunes en la esquizofrenia infantil

Cómo hemos señalado, la esquizofrenia infantil resulta ser muy difícil de diagnosticar en la primera etapa de la vida. Además, el comportamiento de un menor con esta enfermedad puede llegar a ser de diferente manera que la de un adulto. En su primera fase puede aparecer y ya retraer a un niño en su gateo, en el habla o cuando comience a caminar.

Los niños con una edad más avanzada comienzan a tener confusión en su manera de actuar, hablar y pensar. El humor es cambiante y tienen alucinaciones como ver o escuchar cosas no reales. Además, tienen un lenguaje poco usual dónde llegan a ser excéntricos y una forma que los hace destacar es la dejadez de su higiene corporal.

Sienten una ansiedad muy evidente y se les acentúa mucho más con los delirios, ya que piensan que “lo están persiguiendo” o “que están hablando de él constantemente”. No manifiestan su realidad como tal, sino que sienten un desconcierto con lo que escuchan en la televisión o con sus propios sueños.

Mi hijo es esquizofrénico

Como deben de actuar los padres con un hijo esquizofrénico

Es difícil adaptar una nueva situación de realidad frente a un niño diagnosticado con esquizofrenia. Hay que generar una estructura familiar y seguir el mismo recorrido que se haría con cualquier otro niño. Los padres deben de adaptar nuevos cambios para manejar de otra forma la situación y pensar que el trato no debe de ser diferente.

La actitud debe ser positiva frente a los nuevos retos, no quejarse y no criticar el comportamiento del niño. Si te enfrentas a tu hijo puede que no consigas resultados eficaces, sino más bien crear un ambiente negativo.

Hay que crear y potenciar su propia autonomía, no dejar o cubrir sus necesidades con halagos. El niño puede protestar ante la negativa de hacer algo o criticar su postura, pero eso no le deja de lado para poder reforzar una actitud mucho más positiva con halagos y afectos.

Mi hijo es esquizofrénico

Si el niño tiene problemas de delirios y alucinaciones, hay que intentar que busque la realidad, con paciencia y cariño. La forma de expresión y comunicación de los adultos es un factor que importa, si entrenamos nuestra forma de comunicación se harán grandes avances. El tono de voz debe ser suave, afectivo y con seguridad. No deben de notarse inseguridades y hay que ser simples, breves y que no haya nada que distraiga nuestro diálogo.

Algo a destacar es que estos niños en algunas ocasiones especiales y extremas pueden llegar a tener pensamientos suicidas. En estos casos hay que tener mucha paciencia, saber cómo controlar la situación y asegurarse de tener a mano un teléfono para llamar a emergencias. No hay que olvidar que ante cualquier evidencia de esquizofrenia y respecto a todos los síntomas mencionados hay que intentar reducir todos estos episodios con ayuda de una especialista. Un tratamiento temprano y eficaz ayudará a atajar mucho mejor los resultados a largo plazo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.