Principales causas del suicidio en adolescentes

adolescentes deprimidos

La adolescencia es una etapa dura en la que el cuerpo y la mente experimentan grandes cambios. En la infancia los niños pasan por una especie de adolescencia, sólo que al no tener problemas, o no ser conscientes de ellos, no tienen el mismo riesgo de suicidio que los más mayores. No obstante, hay que cuidar la salud mental de nuestros hijos desde un principio y no cuando sea demasiado tarde.

Conocer los motivos por el cual los jóvenes deciden quitarse la vida es importante para intentar prevenirlo en futuros casos. En nuestro país, el suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes desde los 15 hasta los 29 años. Pese a no suponer la mayor parte de las muertes, deben de conocerse sus posibles causas para prevenirlas en un futuro. El método más utilizado, según los últimos estudios, han sido el ahorcamiento, estrangulación o sofocación seguido de lanzarse al vacío.

Causas principales de suicidio entre los adolescentes

Depresión

Es una de las principales causas de suicidio, no sólo entre los jóvenes, también entre los más mayores. Los niños pequeños también pueden padecerla. Las depresiones han de ser consideradas como algo importante. Si tu hijo te dice que está deprimido, escúchale. No es sólo una forma de hablar; puede que realmente esté deprimido y necesite ayuda. Esta patología mental causa sentimientos extremos y límites, como la desesperanza y la inutilidad. Son jóvenes que sienten que no valen para nada y que no aportan nada en este mundo.

Además, un factor de riesgo es el mal ambiente doméstico. El acoso que muchas personas padecen puede derivar en una depresión. Si se sienten aislados en la escuela o en casa, es más probable que estén deprimidos o con pensamientos tristes, lo que les puede llevar a cometer autolesión y finalmente, suicidio. Hazle saber a tu hijo todos los días que estás ahí para él; que no está solo en el mundo y que siempre podrá contar contigo. Ayúdale en la medida de lo posible e invítale a tratar su tristeza con un profesional. Pero lo más importante es llegar al punto de partida de este estado y saber a qué se debe.

acoso escolar y suicidio

Sufrir un golpe emocional muy fuerte

Se han dado casos de suicidio en jóvenes sin problemas aparentes, con vidas totalmente felices, que de un día para otro se han quitado la vida. Sufrir un golpe emocional grave o una desilusión puede hacer que se desencadenen tendencias suicidas si no se saben enfrentar esos problemas. Una ruptura sentimental, el rechazo de alguien a quien apreciaban o el fracaso en lo que se proponen hacer, son las principales circunstancias que llevan a los adolescentes a medidas tan extremas como suicidarse.

Estrés

Cada vez más adolescentes son diagnosticados con estrés, en la mayoría de los casos proveniente de los estudios o por pensamientos negativos sobre su futuro. Tener el autoestima baja y estar demasiado presionado o preocupado puede hacer que el cuerpo y la mente se enfrenten a un estado emocional del cual muchos no saben salir. Hay que intentar enseñarles desde la más tierna infancia a entender sus sentimientos.

Escucha a tu hijo cuando esté más alterado. Puede estar teniendo mucha carga en su cabeza, lo que puede derivar fácilmente en estados maniaco-depresivos, autolesión o consumo de sustancias estupefacientes para intentar salir de ese estado.

adolescencia y depresión

Drogas

La facilidad para comprar drogas en nuestro país resulta un grave problema para nuestra juventud. Algo que empieza como “solo para probar” puede acabar en un vicio difícil de quitar entre las mentes más delicadas. Las drogas parecen una salida fácil, pero sólo será temporal. Con el tiempo la mente se irá deteriorando y puede que lleve al suicidio.

Desordenes mentales

Finalmente, un desorden mental puede llevar a nuestra juventud a quitarse la vida. Los adolescentes que han tenido antecedentes familiares de problemas mentales o que han vivido el suicidio de otro familiar, tienen más riesgo de quitarse la vida. Las anteriores causas pueden derivar en un desorden mental más grave, como esquizofrenia paranoide, trastornos de la personalidad y otras enfermedades mentales que pueden alterar el cómo se percibe el mundo.

Lo complicado del suicidio es que no tiene una causa común; de tenerla, probablemente ya se habría solucionado o se daría en muchas menos ocasiones. Si eres una persona que ha tenido o tiene alguna vez pensamientos de este tipo, pide ayuda. Háblalo con alguien de confianza, y da un paso hacia atrás. Recuerda; por muchas nubes que haya en el cielo, el sol siempre brilla por encima.


Categorías

Salud

Yasmina Martínez

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *