Parentalidad positiva: qué debes saber

parentalidad
Para algunas este término de parentalidad positiva puede ser novedoso. Por eso vamos a explicar en qué consiste, cuáles son sus principios y algunas de sus acciones. La parentalidad positiva es una manera de entender la crianza y la educación. Se basa en el respeto a las necesidades de los niños y niñas. Esto permite que niños y las niñas se desarrollen como personas con una autoestima sana.

Los principios de la parentalidad positiva se basan en evidencia científica. El Consejo de Europa, el Gobierno central, y los autonómicos desarrollan políticas y recomendaciones, basadas en los derechos de los niños, para poner en marcha y fortalecer esta manera de entender la crianza.

Definición y objetivos de la parentalidad positiva

Como hemos señalado la parentalidad positiva tiene como objetivo potenciar un desarrollo psicológico saludable de los hijos e hijas. A través de acciones que favorecen su desarrollo, con la interacción a través del juego, la comunicación sin exposición al conflicto…, para ello se tiene en cuenta el entorno de cada familia y las habilidades de los padres y/o madres.

Frente a concepto de autoridad parental, que podríamos decir más tradicional, el concepto de parentalidad positiva plantea un control parental autorizado. Este debe estar basado en el afecto, el apoyo, la comunicación, el acompañamiento y la implicación en la vida cotidiana de los hijos e hijas. Padres y madres tienen como objetivo promover relaciones positivas en la familia, que garanticen los derechos del niño, de la niña y del adolescente, y promover su desarrollo y bienestar personal y social.

El Comité de Ministros del Consejo de Europa, define la parentalidad positiva como: El comportamiento de los padres fundamentado en el interés superior del niño. Cuida, desarrolla sus capacidades, no es violento y ofrece reconocimiento y orientación que incluyen el establecimiento de límites que permitan el pleno desarrollo del niño.

Principios sobre los que se sustenta este ejercicio

El autor Rodrigo y Palacios, señala una serie de principios de actuación generales que conforman la columna vertebral de la parentalidad positiva y responsable. Estos son:

  • Creación, mantenimiento y sustentación de vínculos afectivos cálidos, protectores y estables para que los y las menores se sientan aceptados y queridos.
  • Entorno estructurado de la familia. Esto no implica, necesariamente la convivencia de los progenitores, pero sí se trabaja sobre la existencia de un modelo, guía y supervisión coordinada para que los menores aprendan las normas y valores.
  • Estimulación y apoyo al aprendizaje cotidiano y escolar para el fomento de la motivación y de sus capacidades.
  • Reconocimiento del valor de los hijos e hijas. Padres y madres deben validar sus experiencias, implicarse en las preocupaciones de los hijos y responder, en la medida de sus posibilidades a las necesidades de estos.
  • Madres y padres deben potenciar la percepción de los hijos como agentes activos, competentes y capaces de cambiar las cosas e influir sobre los demás. Tanto a nivel familiar como social.
  • Educación sin violencia. Se excluyen todas formas de castigo físico o psicológico degradante.

Acciones profesionales para el ejercicio de la parentalidad positiva


Todos los estudios avalan la significativa influencia que el contexto familiar tiene en el desarrollo psicológico de las personas. Hay una serie de mecanismos y variables que resultan claves para potenciar desde la familia la felicidad y la salud mental de sus integrantes. Por tanto, el objetivo es que las familias se apropien de manera eficaz, a través de profesionales, de toda esa información que les pueda ayudar a potenciar un saludable desarrollo psicológico de sus hijos e hijas. 

Estos programas suponen una inversión social preventiva cuya rentabilidad económica y social ha sido demostrada. Se manifiesta a través de espacios aliados y de apoyos materiales, de información y consejo, de acompañamiento, de comprensión y de carácter formativo.

Cualquier familia, en algún momento, puede experimentar situaciones estresantes y contar con el apoyo ante los múltiples retos que deben afrontar es fundamental. Puedes dirigirte al colegio de tus hijos, asistentes sociales, y otros recursos para sentiros apoyados en esos momentos. De ello se encargan distintas administraciones que desarrollan políticas que habilitar a las familias en esta práctica.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.