Peligros y riesgos de la encefalitis

Hoy 22 de febrero es el Día Mundial de la Encefalitis, un tipo de enfermedad que produce una inflamación del sistema nervioso central, sobretodo en la zona del cerebro aunque también puede llegar a afectar a las meninges o a la médula espinal. Aunque las causas por la que una persona puede llegar a padecer encefalitis pueden ser muy variadas, la causa principal suele ser un virus.

Aunque se puede considerar una enfermedad poco habitual en España, los datos señalan que cada año se llegan a diagnosticar unos 600 casos, sobre todo niños y personas mayores.

Una enfermedad peligrosa

Si el tratamiento es el adecuado, se trata de una enfermedad que puede llegar a curarse. Los síntomas de los pacientes son variados como fiebre, dolores de cabeza o vómitos y en unas semanas pueden llegar a recuperarse. Sin embargo en los casos en los que no se trata a tiempo, el riesgo de muerte es bastante alto de ahí la importancia de realizar un diagnóstico a tiempo.

Aparte de ello, la persona puede llegar a tener secuelas de tipo discapacitantes tales como trastornos en el comportamiento, en el aprendizaje o ciertas dificultades en el sistema motor. Ello supone un gran problema sobre todo si el que sufre dichas secuelas es un niño. Como señalan los expertos en el tema, identificar de una manera precoz la encefalitis además de identificar las posibles causas es clave a la hora de evitar tales secuelas y minimizar el posible riesgo de muerte.

Como ya hemos comentado más arriba, los virus suelen ser los causantes de la encefalitis, en especial los virus herpes, los enterovirus y los virus transmitidos por los animales como es el caso de mosquitos o garrapatas.

encefalitis

El diagnóstico es clave

Los virus del sarampión o de la rubeola también pueden causar encefalitis en niños que no han sido debidamente vacunados. En la encefalitis el diagnóstico es clave a la hora de evitar que la propia enfermedad vaya a más y lleve a producir serios problemas de salud en los niños. Hay que estar en todo momento a los posibles síntomas como es el caso de fiebre muy alta, fuertes dolores de cabeza, somnolencia o problemas a la hora de articular los movimientos. Ante los mismos es esencial e importante el acudir lo más rápido posible para saber si el niño sufre de encefalitis. En el caso de los bebés es de vital importancia el prestar atención a otra serie de síntomas tales como vómitos, llanto constante e hiperactividad.

El riesgo de no vacunarse

Aunque hay que tener en cuenta otros factores como el tipo de virus, la verdad que el no estar vacunado puede provocar que la encefalitis sea bastante grave para el niño. Como ya te hemos comentado más arriba, un diagnóstico precoz es clave a la hora de que dicha enfermedad no ponga en peligro la vida ni deje secuelas para siempre. La vacunación es clave a la hora de evitar la encefalitis de ahí la importancia de vacunar a los más pequeños de ciertos virus como el sarampión o las paperas. Por desgracia, muchos de los casos de encefalitis se deben a la imprudencia de ciertos padres de no vacunar a sus hijos.

A la hora por tanto de evitar dicha enfermedad es clave el llevar al pie de la letra el calendario de vacunación o evitar el ingerir agua o alimentos en mal estado. Además de ello, hay que tener especial cuidado con las picaduras de insectos que puedan portar ciertos virus.

Como has podido ver, la encefalitis es una enfermedad bastante seria a la que hay que tener mucho respeto en todo momento ya que aunque si se trata a tiempo no debe por qué haber problemas, si no se diagnostica con tiempo, puede llegar a poner en serio problema la vida del niño. No olvides por tanto el vacunar a tu hijo cuando le toque y olvidarte del riesgo de contraer encefalitis.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.