Petardos y niños: combinación que sólo es posible si priorizas la seguridad

Petardos

Hay una serie de recomendaciones referidas a la utilización de pirotecnia por parte de los niños: son aspectos a tener en cuenta en cualquier época del año y lugar, pero queremos aprovechar la cercanía de las Fallas de Valencia para recordarlas. Se lo emocionante que es para los peques utilizar petardos, bengalas, … ; como madre sé también que si no se hace con seguridad, vale la pena no intentarlo. Como consejo de partida te cuento que no es necesario prohibir ni inhibir el contacto de tus hijos con estos elementos, pero sí transmitirles una buena información y un ejemplo coherente, para evitar sustos.

Y de la misma forma que se empieza una casa por los cimientos, las primeras recomendaciones tienen relación con el momento en que se compran los productos: acude a establecimientos autorizados, busca siempre el marcado CE (de Comunidad Europea, no de China Export), y que las cajas estén convenientemente etiquetadas con el nombre del fabricante, la clase de petardo que es y la categoría a la que pertenece. Una vez hecha la compra, no olvides pedir también una mecha larga para evitar lesiones por quemado en los dedos al encender.

A tener en cuenta es que (ya que he mencionado el ejemplo): si revisas la edad indicada en el envoltorio pero después dejas que la niña o el niño de 7 utilice pirotecnia para adolescentes, tampoco se adelanta mucho en concienciación y prevención de accidentes. Y, hablando de edades:

Petardos3

Clasificación y criterios de seguridad

Existe una normativa europea (que encontramos aquí reflejada y adaptada a nuestro ámbito), la cual establece clasificaciones y criterios de obligatorio cumplimiento. Teniendo en cuenta la relación entre peligrosidad y edad:

  • Categoría I: Están prohibidos para menores de 12 años los productos considerados como de riesgo o ruido bajo; estos también están indicados para interiores. Ejemplo de ellos son las bombetas o bengalas.
  • Categoría II: Restringidos a mayores de 16 años, y sólo se pueden usar en exteriores. Provocan también riesgo y ruido bajos, entre estos productos encontramos los “chinos” y las avispas.
  • Categoría III: No son dañinos para la salud (si se utilizan bien), pero provocan riesgo medio y ruido superior al de las otras categorías. Los más comunes son los truenos o baterías, que sin duda sólo están indicados para espacios exteriores muy amplios.
  • Categoría IV: material solo para profesionales.

En este enlace del Ayuntamiento de Sant Vicent del Raspeig (Alicante), se encuentra una descripción gráfica de las categorías.

En la Comunidad Valenciana

Hace unos años, el Gobierno Valenciano rebajó considerablemente las edades de uso; así la categoría I está permitida a mayores de 8 años y la II a mayores de 10. El permiso está condicionado a que un adulto esté junto a ellos, o que los niños lleven una autorización firmada por madre, padre o tutor legal. La categoría III sigue estando reservada para mayores de edad.

Petardos y niños: combinación que sólo es posible si priorizas la seguridad

Infografia del 112 que hemos encontrado en la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

Prudencia antes que diversión.

¿Para qué arriesgarse a que la esquirla de una lata le haga al peque un corte en la cara? ¿para qué molestar a las otras personas que comparten con nosotros espacios públicos? Las consideraciones de seguridad tienen sentido no sólo en el ámbito de prevención de accidentes, sino que están motivadas por una convivencia social armónica. Presta atención porque te cuento qué hacer para protegeros y enseñar a las niñas y los niños a que se autoprotejan.

Cuidando del entorno.

  • No encender petardos a menos de 500 metros de zonas arboladas; no hacerlo tampoco en días de viento.
  • No lanzar ningún producto de pirotecnia contra personas, animales o bienes públicos / privados (coches, farolas, …).
  • Ten cuidado porque a los padres con niños pequeños les puede molestar que explotéis bombetas, piensa que los bebés pueden asustarse.
  • Mejor en lugares abiertos (descampados lisos y sin vegetación; u otras zonas con estas características).
  • Nada de lanzar desde las ventanas.
  • Si no estás en tu ciudad, aconsejo preguntar a la policía local si existe normativa municipal que prohiba usar pirotecnia.

Petardos4

Evitar los accidentes.

  • Una vez usados, los petardos no se pueden reutilizar, es mejor dejar pasar unos 30 minutos, además de mojarlo, antes de cogerlo para tirar a la papelera.
  • Para encender estos productos, es mejor que llevéis ropa de algodón (el tejido sintético es siempre más inflamable). En ocasiones, es necesario también cubrir cara y cabeza.
  • No guardarlos en los bolsillos.
  • Se lanzan lejos del cuerpo, y no se sujetan con la mano para encenderlos (para eso están las mechas largas). Jamás se introducen en recipientes, sobre todo si estos son de metal o cristal.
  • No acercarse si no se encienden, especialmente si son ruedas o productos semi voladores.
  • Es necesario respetar la distancia mínima de seguridad en hogueras, “mascletás” o lanzamiento de pirotecnia.

La directiva europea a la que me he referido, hace referencia a diferencias de accidentes entre países, según la tradición que en ellos exista de celebrar fiestas usando fuegos, luces y ruidos; aunque la cifra global para las naciones de Europa, es de entre 15 y 100 accidentes por cada millón de habitantes.

Como puedes observar, es una cuestión de sentido común, y de voluntad de ser buen ejemplo para los más pequeños.

Imagen — (Portada) Miguel Rebollo


Categorías

Seguridad

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *