¿Por qué la comida casera es lo mejor para tu bebé?

Cuando llegan los hijos, la mayoría de las personas siente en algún momento que le faltan horas en el día para llegar a todo. Las obligaciones de la vida familiar, la vida laboral y todas las tareas que se llevan a cabo cada día, a veces se convierten en una carrera de obstáculos. Y esto causa que en muchas ocasiones, se busquen alternativas rápidas y cómodas para agilizar estas tareas.

Pero cuando se trata de la comida, acudir a los prefabricados y la comida preparada, puede convertirse en una costumbre además de en un problema. La comida prefabricada contiene muchos productos químicos, azúcares o sal entre otros, sustancias que no son necesarias y que además, pueden poner en riesgo la salud. Especialmente cuando de bebés y niños pequeños se trata.

Aunque hoy en día, muchas son las empresas que intentan crear productos lo más naturales posible, lo cierto es que la comida preparada siempre será menos saludable que la cocinada en casa. Además de ser mucho más sana, la comida casera también es más económica y por supuesto, mucho más rica.

Los beneficios de la comida casera

Solo necesitarás un poco de organización y muchos envases adecuados para congelar la comida por raciones. Una vez que cojas la rutina, preparar la comida para tu bebé se convertirá en una tarea sencilla. Cocinar para tu bebé tiene muchas ventajas, por ejemplo:

  • Puedes saber en todo momento que tu hijo está comiendo lo mejor, elijes tu misma los ingredientes más frescos y saludables para tu bebé.
  • Controlarás el consumo de sustancias poco recomendables para los bebés, por ejemplo, la sal o el azúcar, que deben estar fuera de la alimentación de los niños más pequeños.
  • La comida casera es más económica, de una sola vez puedes preparar raciones para varios días. Solo tienes que añadir más cantidad de verduras y de la proteína elegida y de una preparación, obtendrás muchas raciones.
  • Acostumbras a tu hijo a probar todo tipo de alimentos, sabores distintos y texturas y de esta forma, educarás su paladar.
  • Como tu misma trituras la comida, puedes decidir cuándo es el momento de dejar los trozos más enteros. Así tu hijo se acostumbrará a masticar y la transición del puré a la comida entera será mucho más fácil.
  • Evitas que tu bebé ingiera sustancias químicas muy perjudiciales para la salud. Los envases utilizados pueden contener distintas sustancias químicas y los productos pesticidas, fertilizantes y otros elementos poco saludables.

Consejos para preparar la comida de tu bebé eficientemente

Si te organizas bien, siempre tendrás comida preparada en el congelador y nunca te verás con el apuro de tener que cocinar. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que, preparar la comida de tu bebé sea una tarea sencilla y eficiente.

  • Cuando vayas a preparar una comida, utiliza siempre el doble de ingredientes y así obtendrás varias raciones en las que estén cubiertas todas las necesidades nutricionales.
  • Anota en cada envase la comida que contiene, la verdura suele dejar un color muy similar al triturar y eso puede confundirte a simple vista. Apunta también la fecha, aunque en el congelador la comida aguanta bastante, te ayudará a utilizar las raciones que lleven más tiempo preparadas.
  • Limpia muy bien todos los ingredientes y los utensilios que vayas utilizando para cocinar, al igual que debes extremar la limpieza de tus manos.
  • Si utilizas envases de cristal para separar las raciones, puedes usar la técnica del envasado al vacío y de esta forma no será necesario congelar todas las porciones. Esto puede venirte bien si vas a usar algún envase al día siguiente, o si tienes alguna salida prevista en pocos días.
  • Elije variedad y anota las recetas que realizas para tener un mejor control. De esta forma, el niño tomará todo tipo de alimentos variados y no se acostumbrará a un solo sabor. Al tener anotados los ingredientes o la receta que has usado, podrás elegir otros distintos para la siguiente receta.
  • Si un día tienes tiempo, un domingo o un día festivo, puedes preparar varios recipientes a la vez. Aprovecha que cortas verduras para hacer gran cantidad, es más cómodo cocinar un día para toda la semana. Así siempre tendrás reservas y evitarás la tentación de recurrir a los procesados.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Nutrición

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.