Por qué no hay que utilizar la homeopatía en niños cuando están enfermos

homeopatía niños

La medicina natural es, para algunas familias, una respuesta a ciertos problemas de salud. Cada vez más personas se inclinan por probar nuevas alternativas a la hora de tratar dolencias y enfermedades. Ahora bien, ¿sabemos todo acerca de la homeopatía? ¿Por qué no hay que utilizar la homeopatía en niños cuando están enfermos?

En las últimas décadas, la homeopatía  ha estado de moda, hay quienes prueban con las famosas gotas para aliviar alergias y dolores, probando alternativas más naturales que las que ofrece la medicina tradicional. Sin embargo, no es recomendable utilizar la homeopatía cuando se trata de tratar enfermedades, sobre todo si hablamos de niños. La razón central es que no hay estudios que la avalen.

Qué es la homeopatía

La homeopatía fue creada por el médico sajón Samuel Hahnemann, a finales del siglo XVIII. Según su análisis, «lo similar cura lo similar». Entonces, nada más efectivo que utilizar la misma sustancia causante de los síntomas para tratar una enfermedad. De acuerdo a los preceptos de esta terapia, dicha sustancia diluida en agua en ínfimas proporciones lograría la cura. ¿Cuánto hay de cierto en esto?

Los detractores de la homepoatía aseguran que no hay estudios reales que avalen la efectividad y cientificidad de esta medicina alternativa. Por esto es que no hay que utilizar la homeopatía en niños cuando están enfermos. Mejor acudir a la medicina tradicional, que evaluará el caso contando con aval científico y estudios que evidencian la eficacia de los tratamientos.

No a la homeopatía

En 2014, el gobierno australiano decidió hacer a un lado estos tratamientos. Entonces alegó que “en base a la valoración de las evidencias sobre la efectividad de la homeopatía, el Consejo Nacional de Investigación en Salud y Medicina concluye que no hay ningún problema de salud para el cual existan evidencias fehacientes de que la homeopatía es efectiva”. Las voces en contra no sólo están en Oceanía. Un grupo de expertos del Ministerio de Sanidad de España diseño un informe en 2011 en el que aclaraban que la homeopatía “no ha probado definitivamente su eficacia en ninguna indicación o situación clínica concreta”. Agregaron que “los resultados de los ensayos clínicos disponibles son muy contradictorios y resulta difícil interpretar que los resultados favorables encontrados en algunos ensayos sean diferenciables del efecto placebo”.

homeopatía

Vicente Baos, médico de familia y asesor de la Agencia Europea del Medicamento, también con sede en España,  explica que los experimentos llevados adelante por los homeópatas lejos están de los niveles de calidad de los de la comunidad científica. Gran parte de los estudios coinciden en el llamado «efecto placebo» de la homeopatía, es decir que habría ciertas dolencias o síntomas que desaparecerían debido al contexto terapéutico, que logra un efecto positivo en el paciente. Hay personas que se sienten más seguras y a gusto con la homeopatía porque la consulta es personalizada y se les presta mucha atención.

¿El fin de la homeopatía?

El último 10 de abril se celebró el Día Internacional de la Homeopatía. ¿Es momento de desterrar la fecha del calendario? Quizás no sea el momento de hacerlo aún sino de estudiar muy bien la cientificidad y el rigor de la homeopatía a la hora de curar. ¿Por qué no hay que utilizar la homeopatía en niños cuando están enfermos? La respuesta es sencilla: no hay pruebas de que funcione y no es cuestión de «jugar» con la salud infantil. En especial porque no hay un estudios verosímiles y con rigor científico que avalen la efectividad de la homeopatía.

Artículo relacionado:
Cuando el bebé está de nalgas: medios naturales para que se coloque

Si a pesar de las recomendaciones, sientes curiosidad por la homeopatía, una buena alternativa es concretar una visita al médico pediatra para que él pueda recomendaros qué hacer. Hay médicos que aún practicando la medicina tradicional confían en que el trabajo conjunto puede ayudar. Otros prefieren el camino de la medicina alopática. Incluso si tienen esa postura, podéis preguntarles para así conocer a fondo las razones por las cuales no utilizar la homeopatía en niños cuando están enfermos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.