¿Puede la leche de avena sustituir a la de vaca?

Hasta hace unos años la leche de vaca era un alimento fundamental en la dieta de cualquier persona, ya fuera adulto o niño. Sin embargo a día de hoy, aparecen algunas alternativas a dicha bebida como es el caso de las leches vegetales. Las más famosas son la de avena, la de almendras o la de soja.

Ante ello, son muchas madres las que se encuentran en la disyuntiva de seguir dando a sus hijos la leche de vaca de toda la vida u optar por las populares bebidas vegetales. Aunque pueda parecer mentira, las leches vegetales como es el caso de la leche de avena, tiene sus pros y sus contras como ocurre en el caso de la leche de vaca.

¿Es saludable la leche de avena?

Si optas por darle a tu hijo leche de avena, debes saber que hay aspectos positivos y negativos en relación a dicho tipo de bebida.

  • La leche de avena es baja en grasas del tipo saturadas y su consumo ayuda a mantener unos buenos niveles de colesterol. En este aspecto es mucho más saludable que la leche de vaca, sobre todo si el niño tiene problemas de peso.
  • Por el contrario, la leche de avena tiene niveles bastante altos de azúcares y carbohidratos. Ello es perjudicial para el niño ya que la digestión de la misma es bastante lenta y en algunos casos puede llegar a causar ciertos problemas a nivel digestivo o intestinal.
  • A diferencia de lo que ocurre con la leche de vaca, la de avena es baja en proteínas. Si decides por tanto el optar por la leche de avena, debes buscar alguna fuente que aporte la cantidad de proteínas que el pequeño necesita ingerir a diario.
  • Otro aspecto negativo de la leche de avena es que contiene poca cantidad de vitaminas y de minerales. En la mayoría de los casos, estos nutrientes se añaden a la leche de una manera artificial. Se trata de dos tipos de nutrientes que no pueden faltar nunca en la dieta infantil.

Pros y contras de la leche de vaca

Al igual que pasa con la leche de avena, la leche de va tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

  • A favor hay que indicar que la leche de vaca es rica en proteínas, en calcio y en vitaminas. Estos nutrientes son esenciales para que el niño pueda crecer y desarrollarse sin problemas. Por tanto, el carácter nutritivo de la leche de vaca es mucho mayor al de la leche de avena,
  • En su contra hay que indicar que la leche de vaca contiene un gran número de grasas saturadas que no son buenas para el corazón. Además de ello, el consumo habitual de la leche de vaca es mala para el colesterol.
  • Si la leche de vaca contiene lactosa, puede causar ciertos problemas digestivos. En tal caso es mucho mejor el optar por la leche de vaca sin nada de lactosa y favorecer la digestión del pequeño.

¿Leche de avena o leche de vaca?

La leche de avena ha ido ganando mucha popularidad en los últimos años debido a varios aspectos favorables. Se asemeja mucho a la leche desnatada en relación a los nutrientes que contiene. Además de ello la leche de avena no contiene lactosa, por lo que es perfecta para la digestión del pequeño.

Sin embargo hay otros aspectos negativos a tener en cuenta como es la poca cantidad de proteínas, de calcio y hierro que tiene. Estos nutrientes son esenciales para cualquier niño ya que son claves para su crecimiento.

Los pediatras aconsejan por tanto que los niños tomen leche de vaca en los primeros años. El consumo de este tipo de leche aporta una serie de nutrientes que necesita el pequeño para tener un desarrollo óptimo. Con el paso de los años, puede ir alternando la leche de vaca con la de avena y obtener ciertos beneficios de la misma.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.